Condenado a 6 años de cárcel el ex director de una oficina Citibank en Cáceres por apropiación indebida de 1,5 millones

 

Condenado a 6 años de cárcel el ex director de una oficina Citibank en Cáceres por apropiación indebida de 1,5 millones

Publicado 27/03/2017 16:38:03CET

CÁCERES, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Cáceres ha condenado al ex director de una oficina de Citibank España en Cáceres (F.H.L) a seis años de prisión por un delito continuado de apropiación indebida de más de 1,5 millones de euros, y por un delito de falsedad en documento mercantil. Asimismo, ha sido condenado a una multa de doce meses a razón de diez euros al día (unos 3.600 euros).

Además, el acusado debe indemnizar a la entidad bancaria con la cantidad de 1.584.477,34, más los intereses que devengan y el fallo recoge que no se le clasifique en el tercer grado de tratamiento penitenciario hasta el cumplimiento de la mitad de la pena impuesta.

También se condena a otro empleado de la oficina (C.R.F) a las penas de un año y seis meses de prisión como autor responsable de un delito de apropiación indebida, una multa de seis meses a razón de 10 euros el día (1.800 euros) y la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena. Asimismo, el acusado indemnizará a Citibank España con la cantidad de 23.435 euros.

Cabe recordar que el juicio tuvo lugar el pasado mes de febrero cuando se sentó en el banquillo el que fuera director de la sucursal que Citibank tenía en la avenida de España de Cáceres, acusado de quedarse con dinero de las cuentas de varios clientes. Unos hechos que se descubrieron por las quejas de los clientes que descubrieron movimientos irregulares en sus cuentas bancarias.

La sentencia considera probado que el ex director de la sucursal, aprovechándose de la confianza que su cargo ofrecía a los clientes de la entidad, hizo suyos fondos que pertenecían a varios de sus clientes
durante el periodo comprendido entre, al menos, el año 2.005 y el cese de sus funciones, por despido, en septiembre de 2.014.

A tal fin, el acusado se ganaba la confianza de clientes con un determinado perfil, principalmente personas de avanzada edad, con minusvalías o, simplemente, no versadas en cuestiones bancarias. El condenado conseguía que dependieran de él para todas sus operaciones en la entidad y que no controlaran esas operaciones por sí mismos. Incluso acudía, en ocasiones, a sus domicilios particulares para recoger el dinero que estas personas pretendían ingresar.

Una vez ganada su confianza, el acusado se hacía con el dinero de las
víctimas de varias formas diferentes. A veces, la sustracción se llevaba a cabo mediante retiradas efectivo del dinero depositado por el cliente en sus cuentas corrientes o en sus libretas de ahorro, bien suplantando las firmas de los titulares, o bien recabando la firma del cliente en blanco en el impreso de reintegro para luego completar el documento con una cantidad diferente de la indicada por el cliente, quedándose con la diferencia.

De esta forma se quedó con varias cantidades de ocho clientes que suman en total 1.584.477,34 euros, que es la cantidad que tiene que devolver a Citibank, puesto que la entidad bancaria ya entregó a los afectados las cantidades que le habían sido sustraídas.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies