Condenado a dos años de prisión por acuchillar en la espalda al hombre que mató a su padre

 

Condenado a dos años de prisión por acuchillar en la espalda al hombre que mató a su padre

Audiencia Provincial Toledo
EUROPA PRESS
Actualizado 06/12/2012 13:17:42 CET

TOLEDO, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Toledo ha condenado a J.G.M. a dos años de prisión por un delito de lesiones por haber clavado un cuchillo de unos doce centímetros de longitud en la espalda a la persona que resultó condenada como autor del homicidio de su padre, según se recoge en la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press.

Los hechos, según el texto, tuvieron lugar el 6 de febrero de 2006 cuando el procesado transitaba por la Avenida de Santa Bárbara de Toledo y se percató de que, a la altura del polideportivo existente en dicha avenida, se hallaba, solo y sentado en un banco, M.D.G. a quien el procesado conocía puesto que dicha persona resultó condenada como autor del homicidio del padre del procesado.

Seguidamente, el procesado se aproximó hasta el lugar en que se hallaba sentado M.D.G., sin llamar su atención, hasta el momento en que, estando aproximadamente a un metro del mismo, sin mediar palabra, propinó a M.D.G. un puñetazo en el rostro y, le asestó una cuchillada en la espalda sin que la víctima pudiera reaccionar de modo alguno frente a dicho ataque al no poder presagiar semejante acometimiento, lo que impidió todo intento defensivo por su parte.

Tras ello, según la sentencia, el procesado abandonó el lugar a la carrera portando consigo el cuchillo. A consecuencia de los hechos, M.D.G. sufrió lesiones que precisaron para su curación tratamiento médico quirúrgico y tuvo que estar quince días ingresado en un centro hospitalario, quedándole como secuela un dolor inespecífico en el hemotórax izquierdo.

Tras perpetrar los hechos relatados, el procesado emprendió la huida a pié en dirección hacía un mirador existente en el barrio de Santa Bárbara donde ocultó, enterrándolo, el cuchillo con el que agredió a M.D.G.

EL PROCESADO CONFESÓ

Acto seguido, se desplazó hasta el polígono residencial de Santa María de Benquerencia y sobre las 19.00 horas, mientras transitaba por una de las calles de dicho barrio, el procesado, al percatarse de que dos agentes de la Comisaría Nacional de Policía descendían del vehículo oficial y se encaminaban hacia él, ralentizó su marcha y, separando los brazos del cuerpo, manifestó a los mismos: "...he sido

yo, que queríais que hiciese, ese hijo de puta mató a mi padre...".

Más tarde, durante su traslado hasta las dependencias de la Comisara Provincial del Cuerpo Nacional de Policía en Toledo, el procesado reveló a los agentes que lo custodiaban el lugar en que había ocultado el cuchillo con el que cometió los hechos objeto de la presente causa y, de hecho, acompañó a una patrulla del hasta dicho lugar para facilitar la localización del referido instrumento.

La víctima falleció el 13 de octubre del año 2012. Es por ello que el procesado también ha sido condenado a indemnizar a quienes resulten ser herederos de M.D.G. en la cantidad de 3.000 euros, por las lesiones físicas sufridas y por las secuelas que le quedaron.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies