Condenados a 18 años de cárcel los etarras que golpearon con varias patadas los cristales de la mampara en el juicio

 

Condenados a 18 años de cárcel los etarras que golpearon con varias patadas los cristales de la mampara en el juicio

Actualizado 10/07/2006 19:58:06 CET

La Audiencia Nacional les condena por un un atentado con coche bomba perpetrado en noviembre de 2002 en un parking de Santander

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a los etarras Ángel Aramburu Sudupe y Jesús María Etxeberría Garaicoechea a 18 años de prisión por un atentado con coche bomba perpetrado en noviembre de 2002 en un parking municipal de Santander. Ambos protagonizaron un altercado en la primera sesión del juicio en el que estaban siendo juzgados, después de golpear con varias patadas los cristales de la mampara blindada en la que comparecen los procesados por terrorismo para provocar su expulsión de la sala.

Este incidente provocó que el fiscal Miguel Ángel Carballo, que pidió una condena de 18 años para ambos, solicitase a la Sala de lo Penal que informase a la cárcel en la que se encuentran presos Aramburu y Etxeberría de la "bárbara conducta" que manifestaron con este comportamiento.

El tribunal les ha impuesto esta condena como autores de sendos delitos de terrorismo, al estar acreditado que Etxeberría y Aramburu "colocaron un coche con importante carga explosiva en un aparcamiento del centro de la ciudad de Santander, causando cuantiosos daños y habiéndose establecido que ello comportaba necesariamente un peligro para la vida".

La Sección Primera de lo Penal basa la condena en las declaraciones realizadas por los acusados en sede policial tras ser detenidos, en las que reconocen su participación en los hechos y su pertenencia a ETA, al igual que hiciesen en el juicio, donde afirmaron sentirse "orgullosos" de su militancia en la organización terrorista. Ambos relataron entonces cómo robaron un coche en Avilés y cómo lo prepararon con explosivos para la comisión del atentado.

La sentencia se refiere, asimismo, a diversos informes periciales sobre las huellas dactilares y la caligrafía de los condenados que, según apunta, "permiten estimar acreditado que unos días antes del atentado los acusados efectivamente se encontraban en Santander, utilizando una identidad falsa, lo que confirma que estaban preparando el atentado".

HECHOS PROBADOS

La sentencia considera probado que los procesados, que deberán indemnizar en concepto de responsabilidad civil con cantidades que oscilan entre 1.290 euros y 985.667 euros, integraban a finales de 2002 el comando denominado "Egoitz ETA Hodei". Aramburu y Etxeberría recibieron en noviembre instrucciones para realizar una acción en Santander mediante la colocación de un artefacto explosivo. Para ello, la banda armada les hizo llegar el material explosivo, temporizadores y detonadores, así como placas de matrícula.

Los condenados se desplazaron en diciembre a Avilés (Asturias), donde robaron un vehículo con el que llegaron a Solares, y allí recogieron el material y el explosivo necesario para cometer los hechos. En una pista forestal cerca de Torrelavega (Santander), los terroristas elaboraron el artefacto explosivo, compuesto por 30 o 40 kilos de explosivo, que estacionaron en el aparcamiento municipal de Santander, situado en la calle Alfonso XIII de la ciudad, en la noche del 2 al 3 de diciembre de 2002.

Los procesados llamaron el 3 de diciembre al diario "Gara" para avisar de la colocación de la bomba y de que ésta iba a hacer explosión a las 15.50 horas de ese mismo día, cuando en realidad, había fijado el detonador para las 15.48 horas. Urgentemente se procedió a acordonar la zona y evacuar el parking, por lo que cuando el coche-bomba hizo explosión no produjo daños personales, pero sí importantes destrozos en las estructura del aparcamiento y daños a 173 vehículos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies