Condenados en Valladolid a penas que suman 108 años los 12 procesados en el sumario de drogas contra Monchines

 

Condenados en Valladolid a penas que suman 108 años los 12 procesados en el sumario de drogas contra Monchines

Actualizado 05/07/2007 16:25:41 CET

VALLADOLID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Valladolid impuso un conjunto de penas que suman 108 años de cárcel y el pago de multas por importe de 888.000 euros a cinco miembros del 'Clan de los Monchines' y a otros siete procesados más por su pertenencia a una red de narcotráfico organizada desarticulada en enero de 2000 y que se saldó entonces con la incautación de casi un kilo de heroína y dos y medio de cocaína.

La condena global, no obstante, es sensiblemente inferior a la que habían pedido las acusaciones pública y particular, de 168 y 195 años de cárcel, respectivamente, y de multas por valor de 2.472.000 y 2.868.274 euros.

En su sentencia, que consta de 104 folios y que fue dada hoy a conocer por el presidente de la Audiencia provincial y ponente de la misma, Feliciano Trebolle, las penas más duras recayeron en el cabecilla de la red, Miguel Romero Larralde ('Monchín'), y sus hermanos Salvador ('Negro') y María Concepción ('Maruja'), a quienes la Sala impuso 11 años de cárcel y el pago de multas de 111.000 euros por delito de tráfico de drogas, de las que causan grave daño a la salud, y en la cantidad de notoria importancia.

En cuanto a la importancia de la condena, les siguen el matrimonio zaragozano compuesto por Eduardo Giménez Giménez y Asunción Jiménez Hernández, condenados cada uno, por idéntico delito y agravado por tratarse de cantidad de notoria importancia, a 10 años de cárcel y multas de 111.000 euros.

Por su parte, Rosario Gabarri Ramírez, esposa de 'Monchín', y Francisco Gabarri Dual ('Rebusca') fueron condenados cada uno a 9 años y seis meses de prisión y multas de 111.000 euros (les aplican la agravante de notoria importancia), mientras que la Sala impuso penas de 9 años y un día e idéntica multa al zaragozano Miguel Gabarre Martínez.

En su sentencia, condenatoria para los 12 procesados, la Audiencia provincial incluye también a los hermanos madrileños Ángel y Joaquín Echeverría Echeverría, quienes habrán de cumplir 8 años de cárcel, mientras que las penas más benignas recayeron en el marido de la 'Maruja', Vicente Ramírez Jiménez ('Jalero'), y en la vecina de Tudela de Duero (Valladolid) Rosario Sánchez López, condenados a 5 y 6 años, respectivamente.

En la parte dispositiva se decreta el comiso del dinero, joyas, teléfonos móviles y vehículos intervenidos durante la operación, a los que se dará el destino establecido en el artículo 374 del Código Penal.

REGISTROS BATIDOS

Durante la exposición del fallo, en un acto ante numerosos medios de comunicación, el presidente de la Audiencia vallisoletana, Feliciano Trebolle, en declaraciones recogidas por Europa Press, subrayó la complejidad del mismo, "cuya sola lectura comprensiva puede llevar unas 8 horas", y se felicitó porque el proceso ha batido todos los registros en el ámbito judicial de la provincia, tanto por la duración del juicio, que se prolongó durante dos meses y medio, como por lo extenso de la sentencia y la duración de los informes o alegatos finales expuestos por las partes, en especial el realizado por la representante del Ministerio Fiscal.

El juicio se inició el día 1 de febrero y concluyó el pasado día 25 de abril, periodo en el que llegaron a celebrarse hasta 34 sesiones. La representante del Ministerio Fiscal había solicitado la pena más dura, 20 años y tres meses de cárcel, para el cabecilla de la banda, Miguel Romero Larralde ('Monchín'), así como condenas de 13 años y medio para el resto de los once procesados por delito continuado contra la salud pública.

Por su parte, la acusación popular, ejercida por la Coordinadora Contra el Narcotráfico de Pajarillos, había pedido 20 años y tres meses para los cinco miembros del 'Clan de los Monchines', es decir, su cabecilla, Miguel ('Monchín'); sus hermanos Salvador ('Negro') y María Concepción ('Maruja'); el marido de ésta, Vicente Ramírez Jiménez ('Jalero'), así como la esposa del primero, mientras para los otros siete imputados había interesado condenas de 13 años y medio.

Por contra, los letrados de la defensa coincidieron al solicitar para todos los procesados una sentencia absolutoria, ya que consideraron nulas las escuchas telefónicas practicadas, pese a que la Audiencia de Valladolid les dio absoluta validez legal, y entendían que no había pruebas de su culpabilidad.

En su mayoría, los ahora condenados alegaron dedicarse a la venta de vehículos de ocasión y, por su puesto, negaron cualquier vinculación con el mundo del narcotráfico, pese a que durante la vista los cinco miembros de los 'Monchines' encausados conocieran que el Constitucional decidía no admitir los recursos que éstos y otros siete familiares más presentaron contra la sentencia de la Audiencia de Valladolid que en 2003 les impuso penas a cada uno de ellos de tres años, tres meses y un día por blanqueo de dinero procedente de la venta de drogas.

PIEZA CLAVE DE LA INVESTIGACIÓN

En el presente caso, las escuchas telefónicas fueron cruciales para la operación policial y para conocer que el 19 de enero de 2000 se iba a producir una importante operación de compra venta de droga con un grupo de presuntos traficantes de Zaragoza.

Así, ese día uno de los procesados, Francisco Gabarri Dual ('Rebusca'), se presentó con su automóvil en el Paseo del Cementerio, ante el Tanatorio El Salvador de Valladolid. También se dieron cita en dicho escenario los zaragozanos Eduardo Giménez Giménez ('Maradona') y su esposa Asunción Giménez Hernández, que lo hicieron en su propio vehículo, así como el también maño Miguel Gabarre Martínez, que también acudió en su coche. Todos ellos fueron detenidos.

Entre las ropas de la mujer de 'Maradona' se hallaron 4 millones de las antiguas pesetas, además de una cartera con otras 93.000 pesetas, si bien a ninguno de ellos se les intervino droga alguna.

En un registro realizado en el domicilio de 'Rebusca', bajo el colchón, los agentes encontraron 993,30 gramos de heroína y 2.382,90 de cocaína, sustancias que en el mercado y vendidas al 'menudeo' habrían alcanzado un valor de 500.000 euros (34 millones de pesetas).

A todas esas detenciones seguirían las del resto, en concreto las de una vecina de Tudela de Duero (Valladolid) y amiga de 'Monchín', Rosario Sánchez López, junto con la de los cinco miembros del 'Clan de los Monchines' citados, así como de los hermanos madrileños Joaquín ('Joaqui') y Ángel ('Gele') Echeverría Echeverría, quienes regentaban en Madrid un concesionario de coches como tapadera, cuando en realidad, eran los principales suministradores de droga de los anteriores a través de la capital de España.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies