Condenan a nueve años de prisión a un hombre que robó en un banco de Madrid y después secuestró a una mujer

Actualizado 06/02/2006 19:25:34 CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a nueve años de prisión a un hombre que robó en una entidad bancaria de Alcalá de Henares en enero de 2005 y, al darse a la fuga, secuestró a una mujer cuyo vehículo utilizó para transportar el dinero sustraído y huir.

Así lo acuerda la sección decimosexta de la Audiencia madrileña en una sentencia que condena a la citada pena a Pablo P.S. como autor de un delito de robo con violencia e intimidación y uso de armas, uno de detención ilegal, uno de tenencia ilícita de arma de fuego y un delito de falsificación en documento oficial.

Asimismo, la Sala condena al procesado a pagar una multa de 900 euros y a 10 días de localización permanente por una falta de hurto y una de lesiones, al tiempo que le absuelve de dos delitos de lesiones de los que había sido acusado. Además, deberá abonar más de 786 euros en conceptos de daños materiales e indemnizar a sus víctimas en 11.860 euros por las lesiones y daños morales.

La resolución jurídica declara probado que entre el 3 y el 4 de enero de 2005 el imputado se dirigió a la calle Tabla Pintora de Alcalá de Henares y sustrajo las placas de un vehículo para después acudir a la oficina de la Caja de Ávila del municipio, accediendo a la misma con una pistola.

Una vez allí, amenazó al cajero, José Luis M., dándole puñetazos e instándole a que le diera todo el dinero y lo metiera en bolsas, intentado mediar en todo ello el director de la entidad, Francisco Javier S., quien, al intentar tranquilizar al atracador, fue apuntado con la pistola.

DISPARO INTIMIDATORIO

Acto seguido, el delincuente realizó un disparo intimidatorio que impactó en un monitor de ordenador, mientras obligaba a José Luis M. a llevar cinco cajetines metálicos con dinero hasta el turismo con las matrículas cambiadas, con el que emprendió la huida.

Al llegar a la calle Menéndez de Avilés de la localidad, el encausado manipuló de nuevo las placas del vehículo, ya que se le caían, momento en que apareció en la citada vía Gema A.R., que conducía su coche, circunstancia que aprovechó el procesado para amenazarle con el arma y obligarle a cambiar los cajetines de dinero desde un vehículo a otro.

Seguidamente, Pablo P.S. introdujo a la mujer a la fuerza en el turismo y se dio a la fuga con ella hasta que el automóvil que conducía fue localizado por el marido de la víctima, quien forcejeó con el malhechor, resultando con lesiones.

La sentencia, contra la que cabe interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo, recuerda que el acusado reconoció ante el juez "aunque con distintas excusas" haber cometido los hechos que se le imputan.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies