Condenas de tres a cinco años de cárcel a tres hombres por robar y golpear con un puntal de obra a otros dos

Actualizado 24/02/2009 18:08:32 CET

SANTANDER, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 2 de Santander ha impuesto condenas de entre tres años y dos meses y cuatro años y nueve meses de cárcel a tres hombres que intentaron robar y agredieron a otros dos, llegando a golpear a uno de ellos con un puntal de una obra en la cabeza.

Según la sentencia, hecha pública hoy, los hechos ocurrieron en la madrugada del 20 de diciembre de 2008 cuando los acusados, R.L.R, R.M.M. y D.M.G., abordaron, sobre las 00.30 horas en la calle Matías de Torrelavega, a una de las víctimas, que iba acompañada de otros dos amigos.

Con ánimo intimidatorio, les dijeron que les dieran las carteras, las cazadoras y las playeras porque "si no, os rajamos". Al hacerles caso omiso tanto la víctima como sus amigos, que intentaron abandonar el lugar, D.M.G. cogió un puntal de una obra que se ejecutaba en el lugar de los hechos y se lo dio a R.L.R., quien golpeó a uno de los hombres en la cabeza. Éste se defendió forcejeando y le arrebató el puntal, ante lo que los acusados salieron huyendo sin apoderarse de efecto alguno.

A consecuencia de la agresión, la víctima sufrió heridas incisas en la región malar izquierda y en el labio superior, así como una luxación de incisivo superior izquierdo y dolor en hombro izquierdo. Para recuperarse precisó la sutura de las dos heridas, que tardaron en curar ocho días, cuatro de los cuales estuvo impedido para sus ocupaciones habituales. Como secuela le quedaron dos cicatrices lineales, una de un centímetro en el labio superior y otra de 2,5 centímetros en región malar y movimiento anormal de un diente.

Más tarde, sobre las 00.50 horas, los acusados abordaron en la Plaza Portilla a otro hombre al cual requirieron, en tono intimidatorio, que les entregara las botas y la cartera.

A pesar de que la víctima pretendió abandonar el lugar, los agresores se lo impidieron. Así, R.M.M. le sujetó por la espalda mientras D.M.G. le propinaba puñetazos en la cara. Al mismo tiempo, R.L.R. le metió la mano en los bolsillos y le quitó la cartera, en la que llevaba 30 euros, el móvil y las deportivas.

Fruto de estos hechos, la víctima sufrió varias contusiones en la cara que precisaron una primera asistencia facultativa. Sin embargo, renunció a cualquier indemnización que el pudiera corresponder.

Los acusados fueron detenidos esa misma noche. Se recuperaron las zapatillas y se localizó la cartera en un lugar próximo, pero sin el dinero. Los tres acusados ingresaron en prisión provisional al día siguiente, 21 de diciembre, según acordó el Juzgado de Guardia de Torrelavega.

Todos ellos estaban, en el momento de los hechos, bajo los efectos del alcohol sin que la intoxicación les impidiera, sin embargo, ser conscientes de sus actos.

En consecuencia, el Juzgado de lo Penal número 2 de Santander ha impuesto a R.L.R., condenado con anterioridad por un delito de lesiones, una pena de 4 años y 9 meses de cárcel; a R.M.M., también condenado pero por robo con fuerza, a 3 años y 2 meses de prisión; y a D.G.M., sin antecedentes penales, a otros 3 años y 2 meses de prisión por delitos de robo con violencia e intimidación y de lesiones. Además, como autores de una falta de lesiones, se les impone la pena de ocho días de localización permanente.