El Congreso da el primer paso para aprobar la ley sobre privilegios e inmunidades de mandatarios extranjeros

José Manuel García Margallo, ministro de Asuntos Exteriores
EUROPA PRESS
Actualizado 22/09/2015 18:15:05 CET

El PP no acepta ninguna enmienda de la oposición, pero se muestra abierto a llegar a un acuerdo la semana que viene

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso ha aprobado este martes el proyecto de Ley Orgánica sobre privilegios e inmunidades, que ha contado con el apoyo de la mayoría de la oposición a pesar de que el PSOE había presentado varias enmiendas que el PP no ha aceptado. Eso sí, el Grupo Popular ha dicho tener la "voluntad" de llegar a un acuerdo para el debate en el Pleno de la próxima semana.

La Ley Orgánica sobre privilegios e inmunidades de los Estados extranjeros, las organizaciones internacionales con sede u oficina en España y las conferencias y reuniones internacionales celebradas en España fue aprobada por el Consejo de Ministros a finales de julio y se está tramitando por el procedimiento de urgencia para que pueda estar lista antes de la disolución de las Cortes.

Tal y como han coincidido los distintos portavoces que han intervenido en la Comisión de Asuntos Exteriores, esta norma, de carácter fundamentalmente técnico, busca garantizar el pleno cumplimiento de las normas internacionales en la materia, sin conferir nuevos privilegios o inmunidades, sino recoger reglamentos ya presentes en el Derecho Internacional.

INMUNIDAD DE JURISDICCIÓN Y DE EJECUCIÓN

Las inmunidades soberanas son un principio básico del Derecho Internacional y consisten en que los tribunales de un Estado deben abstenerse de ejercer su jurisdicción en procesos incoados contra otro Estado (inmunidad de jurisdicción) y de adoptar medidas coercitivas sobre sus bienes (inmunidad de ejecución).

El régimen jurídico internacional sobre inmunidades se encuentra disperso en normas recogidas en tratados internacionales y Derecho consuetudinario, por lo que el objetivo de la nueva ley es dar forma jurídica a lo que se venía ya practicando desde hace años.

En un primer momento, el PSOE había presentado una enmienda a la totalidad para pedir la devolución al Gobierno del proyecto de ley, pero finalmente decidió retirarla después de que las "dudas" sobre la misma le fueron solventadas desde el Gobierno.

RECUPERAR LA JURISDICCIÓN UNIVERSAL

Eso sí, los socialistas registraron después una serie de enmiendas parciales que buscaban, entre otras cosas, y según ha explicado su portavoz, Álex Sáez, "diferenciar mejor" los conceptos de inmunidad de ejecución e inmunidad de jurisdicción, así como recuperar la jurisdicción universal.

El PSOE también sugería sumar terrorismo y corrupción a los crímenes excluidos de la inmunidad para antiguos jefes de Estado y de Gobierno y antiguos ministros de Asuntos Exteriores, además de constituir un fondo de reparaciones que asuma de manera subsidiaria la reparación de responsabilidades.

Sin embargo, esta serie de enmiendas no han sido aceptadas por el grupo mayoritario de la Cámara, el PP, en la sesión de este martes, si bien su portavoz, José María Beneyto, ha manifestado su "voluntad" de poder alcanzar un acuerdo sobre alguna de ellas de cara al debate de la ley que tendrá lugar la semana que viene en el Pleno del Congreso.