El Congreso da vía libre al Tribunal Supremo para investigar al último diputado del PP que dio positivo al volante

Actualizado 14/03/2013 17:45:39 CET

La Cámara Baja, que próximamente podría votar el suplicatorio de Blanco, ya ha permitido al Supremo investigar a 29 de sus miembros

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso ha aprobado conceder el suplicatorio que había solicitado el Tribunal Supremo para poder investigar al portavoz del PP en la Comisión de Defensa, Vicente Ferrer, por conducir ebrio. Según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias, dos diputados decidieron oponerse al desaforamiento y otros nueve de abstuvieron, sin que se pueda saber quiénes son puesto que la votación fue secreta.

El siguiente en quedarse sin la inmunidad parlamentaria puede ser el exministro socialista José Blanco, cuyo suplicatorio ha sido pedido por la Fiscalía del Tribunal Supremo por un caso de supuesto tráfico de influencia en el marco del llamado 'caso Campeón'.

La Comisión del Estatuto del Diputado, encargada de tramitar estas cuestiones, ya acordó hace tres semanas por unanimidad dar vía libre a la investigación de Ferrer por parte del Supremo, una decisión que, según establece el Reglamento del Congreso, debía ratificar el Pleno.

A partir de ahora, el presidente del Congreso, Jesús Posada, tiene un plazo de ocho días para comunicar formalmente al presidente del Supremo, Gonzalo Moliner, que puede iniciar la investigación contra el diputado del PP.

Moliner solicitó el suplicatorio el pasado mes de enero, a principios de febrero la Mesa del Congreso lo calificó y lo remitió a la Comisión del Estatuto del Diputado. Tras dar audiencia al afectado, como establece el Reglamento de la Cámara, aprobó por unanimidad conceder el suplicatorio el pasado 26 de febrero. El propio Ferrer había solicitado a sus compañeros que agilizaran al máximo los trámites y el asunto se ha resuelto en mes y medio.

En realidad, el propio diputado ya ha reconocido que el pasado 30 de septiembre condujo bajo los efectos del alcohol haciendo maniobras en zigzag y cambiándose de carril sin ningún tipo de señalización. La Policía Local le sometió a una prueba de alcoholemia, que arrojó un resultado de 0,82 y 0,84 miligramos de alcohol por litro espirado de aire.

FUE CONDENADO PERO LA SENTENCIA SE ANULÓ

El asunto se derivó a un juzgado valenciano pero Ferrer en ningún momento comentó que era aforado. Por eso, tras un acuerdo de conformidad entre las partes, se le impuso una multa de 900 euros y la retirada del carné durante un periodo de ocho meses.

Sin embargo, al tener conocimiento de que se trataba de un diputado nacional, el magistrado del juzgado de instrucción número 19 de Valencia anuló la sentencia, le devolvió el permiso de conducir y canceló la anotación de los antecedentes penales, al tiempo que elevó una exposición razonada al Supremo para que asumiera la competencia.

En su resolución, y de acuerdo con el criterio de la Fiscalía, el Supremo considera "suficientemente acreditada" la condición de parlamentario de Ferrer y solicita suplicatorio al Congreso al encontrar que, en principio, los hechos que se le atribuyen podrían ser constitutivos de un delito contra la seguridad vial del artículo 379 del Código Penal. El instructor de la causa será el magistrado y exfiscal general del Estado Cándido Conde-Pumpido.

TRES SUPLICATORIOS PARA EL PP EN LA ANTERIOR LEGISLATURA

El caso de Ferrer se suma al de otros dos diputados del PP que pasaron por el mismo proceso en la anterior legislatura. Tanto el entonces líder de Nuevas Generaciones y también diputado por Valencia, Ignacio Uriarte, como el murciano Arsenio Pacheco, fueron finalmente condenados por conducir bajo los efectos del alcohol. Uriarte dimitió como vocal en la Comisión de Seguridad Vial, pero los dos mantuvieron sus escaños y fueron reelegidos diputados en las últimas generales.

En la pasada legislatura, la Cámara Baja tramitó también el suplicatorio que permitió investigar al entonces diputado del PP por Segovia Jesús Merino por los presuntos delitos de fraude fiscal y cohecho, en el marco del 'caso Gürtel'. El suplicatorio fue concedido por el Pleno de la Cámara Baja el 15 de septiembre. Después Merino dimitió, pero aún no ha sido juzgado.

Hasta ahora el Congreso ha aprobado 29 suplicatorios y ha rechazado 13. Entre los concedidos, además del de Pacheco, Uriarte y Merino, destacan los del ex ministro socialista José Barrionuevo por el 'caso GAL' o los de los diputados de Herri Batasuna Jon Idígoras, Francisco Letamendia y Antxón Ibarguren por los incidentes producidos en 1981 en la Casa de Juntas de Guernica, donde varios miembros de esa coalición protagonizaron protestas en un acto que presidían los Reyes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies