El Congreso debatirá suspender la salida del Ejército de los militares que cumplan 45 años hasta darles una alternativa

Cospedal y José María Barreda en la Comisión de Defensa del Congreso
EUROPA PRESS
Publicado 17/02/2018 11:33:32CET

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Defensa del Congreso debatirá este miércoles una iniciativa de Unidos Podemos que pide que, de forma temporal, se suspendan las rescisiones de contrato de todos aquellos militares no permanentes que deben abandonar las Fuerzas Armadas al cumplir los 45 años.

La situación de los militares de tropa y marinería está siendo objeto de debate en una subcomisión creada en la Cámara Baja hace ya casi un año. Sin embargo, debido a la "demora" de sus trabajos, Unidos Podemos ha presentado esta proposición no de ley instando al Gobierno a tomar "medidas urgentes para aquellos que ya están sufriendo las consecuencias".

La primera de ellas es la de suspender la tramitación de todos los procesos y expedientes administrativos de pérdida de la condición de militar de aquellos que estén próximos a cumplir los 45 años hasta que el Pleno del Congreso apruebe las conclusiones de la subcomisión que estudia su situación.

También aboga por ampliar las plazas de permanencia como mínimo hasta el 25 por ciento de la plantilla del personal de las escalas de tropa y marinería y facilitar que estos puedan adquirir el carácter de militar permanente mediante los procesos de promoción y ascensos.

La iniciativa de Unidos Podemos propone también para facilitar su reinserción en el mundo laboral que aquellos próximos a cumplir los 45 años tengan dedicación exclusiva para la obtención de titulaciones.

"INJUSTA" CARRERA MILITAR

El diputado Juan Antonio Delgado, que firma la proposición, denuncia este "ineficaz e injusto" diseño de la carrera profesional que cree que supone "un auténtico ERE encubierto" que afecta "cada vez con más virulencia" a los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas.

"Esta pérdida tiene, junto a la pérdida de un puesto de trabajo, importantes consecuencias a nivel de sus retribuciones y expectativas vitales, sin que exista, como alternativa voluntaria, un plan de incorporación a la vida civil que establezca apoyos y recursos para la integración al mercado laboral ordinario", denuncia.

Y además recuerda que la ley obliga al Gobierno a facilitar su "plena incorporación" al mundo laboral. "La legalidad no se ha llevado a efecto", insiste abogando al Congreso a "no permanecer impasible" ante esta "gravísima situación".