El Congreso deberá autorizar el incremento del contingente español en Malí anunciado por Morenés

 

El Congreso deberá autorizar el incremento del contingente español en Malí anunciado por Morenés

Actualizado 23/04/2013 22:17:24 CET

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Congreso de los Diputados deberá votar la autorización del incremento del contingente español en la misión de entrenamiento de la Unión Europea en Malí (EUTM Malí) que, según ha anunciado este martes en Luxemburgo el ministro de Defensa, Pedro Morenés, España ha ofrecido a sus aliados.

Previamente, el Gobierno deberá aprobar el cambio de la participación española en esta misión de entrenamiento, para la que España prácticamente doblaría su apoyo en el mes de junio, aunque, según han indicado fuentes de Defensa a Europa Press, el acuerdo no se llevará al Consejo de Ministros de manera inminente.

Tras participar en una reunión de ministros de Defensa de la UE en Bruselas, Morenés ha explicado que España ha ofrecido aumentar hasta entre 90 y 100 militares su aportación a la misión de entrenamiento, a la que actualmente contribuye con 57 efectivos.

De esta manera, se estaría modificando el acuerdo inicialmente aprobado por el Gobierno, en el que se autorizaba a enviar "hasta 50 efectivos para labores de adiestramiento de las Fuerzas Armadas de Malí y las unidades de apoyo necesarias".

El acuerdo, que llevaron al Pleno del Congreso el ministro de Defensa y el ministros de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, recibió el apoyo de todos los grupos parlamentarios, con el único rechazo de la Izquierda Plural, ERC y BNG y la abstención de Coalición Canaria y Nueva Canaria.

En un principio, el Gobierno insistió en que la participación española se ajustaría al envío de instructores, pero después se aceptó enviar también efectivos para la fuerza de protección encargada de dar seguridad a los formadores, una misión que se entendió que se ajustaba a los términos del acuerdo aprobado.

Aunque la preparación de la misión de entrenamiento que la UE preparaba desde el año pasado se aceleró ante el deterioro de la situación en el norte de Malí, las dificultades para cerrar el contingente europeo complicaron su lanzamiento. Y la fuerza de protección fue uno de los asuntos que más quebraderos de cabeza dio. Finalmente, la misión comenzó con el compromiso español de alrededor de 50 militares: una sección para proteger a los formadores y algo menos de una veintena de instructores, procedentes de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra, que se encuentran desde el 13 de abril en Malí.

AL FRENTE DE LA FUERZA DE PROTECCIÓN

Ahora, Morenés ha explicado que el Gobierno se ha ofrecido a enviar una segunda sección de instructores. Además, España podrá asumir entonces el mando de la protección del campamento de Koulikoro, donde se entrena a los militares malienses, por lo que tendrá que enviar más efectivos para asumir el Estado Mayor de permitiría asumir esta labor de mando.

No obstante, el ministro de Defensa ha dejado claro que se trata de un ofrecimiento que deberá discutirse en una próxima conferencia de los participantes en la misión, a la que asistirá el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Fernando García Sánchez. "Veremos exactamente qué es lo que nos están pidiendo y hasta dónde podemos llegar", ha señalado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies