El Congreso desbloquea la Ley de Secretos Oficiales de 1968 tras año y media en la 'nevera'

Aitor Esteban interviene desde su escaño en el Congreso
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 20/03/2018 14:25:23CET

La iniciativa del PNV, que busca desvelar documentos secretos a los 25 años, acumulaba más de 40 ampliaciones de enmiendas

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Mesa del Congreso ha desbloqueado la proposición de ley del PNV para reformar la Ley de Secretos Oficiales que rige desde 1968. La iniciativa fue admitida a trámite en noviembre de 2016 pero desde entonces ha estado año y medio congelada por sucesivas prórrogas del plazo de presentación de enmiendas, la última a instancias de PP y PSOE, que expirará a las 20 horas de este martes.

Se trata de una proposición de ley que pretende reformar la vigente Ley de Secretos Oficiales con el objetivo de establecer un procedimiento para desclasificar documentos históricos declarados secretos en un plazo máximo de 35 años, y de 10 años en el caso de los clasificados como reservados.

En su iniciativa, los nacionalistas vascos reconocen que "la seguridad y la defensa del Estado es un valor constitucionalmente protegido", pero subrayan que su "resguardo" no es "absoluto", pues "debe dialogar con otros valores y principios constitucionalmente protegidos", y aconseja adaptarse a "la sensibilidad social vigente respecto a la transparencia".

25 AÑOS O, COMO MÁXIMO, OTROS 10 AÑOS EXCEPCIONALES

De este modo, quiere que la ley recoja la "obligación de que en toda clasificación de una materia se establezca el plazo de su vigencia, no pudiendo superar los 25 años para materias clasificadas secretas y los 10 años para las reservadas, salvo que el Consejo de Ministros disponga su prórroga excepcional y motivada en el caso sólo de las materias secretas, por un nuevo período máximo de 10 años".

Además, el texto contempla la modificación de la Ley de Secretos Oficiales para atribuir "en exclusiva" al Consejo de Ministros la facultad de clasificar una materia y su cancelación. Actualmente pueden clasificar documentos, además del Gobierno, la Junta de Jefes de Estado Mayor, y sólo pueden declarar su cancelación aquellos órganos que la propusieron.

Por último, plantea suprimir la referencia "a la naturaleza, secreta o no", de las sesiones en que el Congreso o el Senado han de recibir información sobre una materia clasificada, al considerar que ésta es una cuestión que sólo compete a los respectivos reglamentos de estas Cámaras.

La reforma se planteó por primera vez en la legislatura corta de 2016, pero decayó con la repetición de las elecciones. El PNV volvió a insistir y en noviembre de aquel año, con la actual Cámara, la proposición de ley superó otra vez ese primer debate de totalidad. Casi un año y medio después, la Mesa del Congreso ha puesto fin a las sucesivas prórrogas del plazo de enmiendas con lo que podrá continuar su tramitación.

EL PNV PREGUNTARÁ A RAJOY POR SUS PLANES

"Ya era hora", ha resumido el portavoz del PNV, Aitor Esteban, quien mantiene su intención de preguntar este miércoles al presidente Mariano Rajoy por este tema. "Hablaremos de qué es lo que ha pasado en este año y medio y cuáles son las intenciones que tiene el Gobierno en el posible desarrollo y en su caso aprobación de la ley", ha comentado.

Desde el principio, el PP expresó sus reparos a la propuesta del PNV e indicó que la ley de secretos, que data de 1968, exigía una revisión completa y no un "parche" que puede provocar "incoherencias legales".

El portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, ha dicho este martes que ya es momento de abordar el asunto, pero lo ha desvinculado de la negociación con el PNV sobre los Presupuestos. "No es un guiño a nadie", ha recalcado.

El PP ha reconocido que ya estaba solo pidiendo prórrogas del plazo de enmiendas. La semana pasada se descolgó Ciudadanos y la última ampliación la aprobaron con el PSOE, que ya este martes también ha desistido.