El Congreso elige a los miembros de la Comisión que vigilará al CNI, donde habrá dos independentistas

UrgenteFallece el actor Federico Luppi a los 81 años
Diputados en el hemiciclo
CONGRESO
Publicado 22/02/2017 14:58:03CET

Ciudadanos y una veintena de diputados de PP evitaron apoyar a Tardà y Xuclà en la votación, donde Irene Montero fue la más respaldada

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso ha elegido este miércoles a los siete diputados que formarán parte esta legislatura de la Comisión de Gastos Reservados, el órgano con acceso a los secretos de Estado y que controla las actividades del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), y en el que finalmente habrá dos independentistas catalanes: uno de Esquerra Republicana y otro del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT), éste último en representación del Grupo Mixto.

De acuerdo con el Reglamento del Congreso, para entrar en este 'club' hay que contar con un respaldo de al menos tres quintos de la Cámara (210 diputados) en una votación secreta mediante papeleta en urna, en la que todos los aspirantes han rebasado con creces ese umbral cruzándose sus apoyos.

Como es habitual, todos los partidos o coaliciones con grupo propio en el Congreso han presentado la candidatura de sus respectivos portavoces y en esta ocasión la que ha conseguido el mayor respaldo ha sido la nueva portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, que ha recabado 328 sufragios.

Después, empatados a 327 votos, se han situado Rafael Hernando (PP), Antonio Hernando (PSOE) y Aitor Esteban (PNV), seguidos del portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, que se ha quedado con 326, un voto menos.

Los diputados menos apoyados han sido el portavoz de ERC, Joan Tardà, que ha cosechado 297 votos, y el diputado del PDeCAT por Girona, Jordi Xuclà, que ha recibido cuatro votos más que el republicano y ha llegado a sumar 301 sufragios. Estos apoyos extra se atribuyen a los cuatro diputados de Compromís, compañeros suyos del Grupo Mixto, que al parecer votaron únicamente a Xuclà y no al resto.

TRABAJAR EN CLAVE NACIONAL ESPAÑOLA

Que Xuclà y Tardà hayan sido los menos votados se debe a que los 32 diputados de Ciudadanos, como habían anunciado, no avalaron la entrada de los independentistas en el órgano que controla al CNI. Pero, saltándose la consigna de la dirección del Grupo Popular también hubo una veintena de diputados del PP que se negaron a apoyarles.

El secretario general del Grupo Popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, ha justificado el aval de su grupo a la entrada de los independentistas en aras de la "normalidad institucional", pero les ha advertido de que tendrán que trabajar en la misma "en clave nacional española", con "lealtad institucional" y cumpliendo los requisitos de "reserva" y "confidencialidad" que exigen los secretos de Estado.

"Espero que todos asuman su responsabilidad. En esta comisión tendrán que trabajar en clave nacional, pero en clave nacional española, en defensa de la seguridad y del marco de la legalidad y de convivencia presente", ha sentenciado el dirigente 'popular', recordando que la filtración de los asuntos que se traten en ese órgano pueden dar lugar ilícitos penales.

ERC VUELVE A LA COMISIÓN NUEVE AÑOS DESPUÉS

También ha explicado que esta vez los 'populares' han decidido no vetarán a ERC porque ahora tiene grupo propio. De hecho, la primera y última vez que Esquerra estuvo en la llamada Comisión de Secretos fue entre 2004 y 2008, cuando estrenó grupo parlamentario propio en el Congreso.

Cuando volvió a intentarlo en la legislatura 2011-2015, estando en el Grupo Mixto, el PP se negó a apoyar la entrada de los tres candidatos que se sometieron sucesivamente a votación en el Pleno, alegando que los independentistas catalanes podían trasladar la información reservada a los miembros de la coalición abertzale Amaiur, que integraba a los herederos de la antigua Batasuna.

El PP tenía reparos a apoyar al PDeCAT si su candidato era su portavoz, Francesc Homs, que está procesado por el Tribunal Supremo por organizar la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014, pero como el propuesto ha sido Xuclà finalmente ha contado con su apoyo.

Se da la circunstancia de que Xuclà es el diputado a quien la antigua Convergència (CDC) eligió para ocupar un puesto en la Mesa del Congreso en 2015 para cubrir la vacante de Jordi Jané cuando éste fue nombrado consejero de Interior del Ejecutivo de Artur Mas. Sin embargo, el parlamentario por Girona no llegó a ser elegido porque el PP, tras la ruptura de CiU, se negó en todo momento a que un independentista entrara en el órgano rector de la Cámara en los pocos meses que restaban de legislatura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies