El Congreso intentará fijar una posición común sobre las elecciones venezolanas del 20 de mayo

Diputados en el hemiciclo
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 10/04/2018 20:36:51CET

Cs exige dejar claro que no se reconocerá el resultado, pero PSOE, PNV y PDeCAT prefieren trabajar para que sean comicios democráticos

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los grupos parlamentarios en el Congreso se han dado de plazo hasta el jueves por la mañana para tratar de consensuar una posición sobre las próximas elecciones presidenciales venezolanas, previstas para el 20 de mayo, a la vista de que solo Ciudadanos y el PP son partidarios de no reconocer estos comicios.

El portavoz de Exteriores de Ciudadanos, Fernando Maura, se ha avenido a negociar una enmienda transaccional a la moción que él mismo había presentado para pedir al Congreso que niegue reconocimiento a las elecciones presidenciales.

No obstante, fuentes de Ciudadanos han informado a Europa Press de que ésa es una línea roja para ellos. "No se puede votar con la cartilla de racionamiento en la boca", ha dicho Maura en el debate en el pleno. El debate lo han seguido desde la tribuna, invitados por Ciudadanos, representantes de la oposición venezolana, que previamente habían mantenido un encuentro con Albert Rivera.

Sin embargo, ese empeño de no reconocer las elecciones más de un mes antes de que se produzcan es lo que no ha gustado a los demás grupos, salvo al PP, cuyo portavoz, José Ramón García Hernández, ha dejado claro que el Gobierno no les dará validez.

Tanto el PSOE como el PNV y el PDeCAT han propuesto, en cambio, sustituir ese párrafo de la moción por un texto que pactaron en el Parlamento Europeo socialistas y 'populares' con el grupo ALDE, del que forman parte tanto los nacionalistas catalanes como Ciudadanos.

En tal caso, el Congreso pediría "realizar de manera directa o indirecta ante el gobierno de Venezuela todas las gestiones que pudieran ser necesarias a la hora de garantizar las condiciones democráticas de las elecciones presidenciales de mayo de 2018".

Eso incluiría "las garantías para posibilitar una plena y libre participación en régimen de igualdad de oportunidades de todas las formaciones opositoras que así lo deseen, para lo cual es necesaria la inmediata liberación de los presos políticos", según dice el texto.

PODEMOS: CIUDADANOS AVALA UN GOLPE DE ESTADO

Más tajante ha sido el rechazo de Podemos, cuyo portavoz de Exteriores, Pablo Bustinduy, ha acusado a Ciudadanos de defender una posición de "avalar un golpe de Estado en Venezuela" en lugar de buscar el diálogo.

Bustinduy ha agradecido al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero sus esfuerzos de mediación y ha recordado que el procedimiento habitual es que los observadores internacionales concluyan si un proceso electoral es justo o no.

El portavoz 'morado' ha preguntado a Ciudadanos por qué quiere sanciones para Venezuela y no para Israel, al que ha acusado de haber "matado a sangre fría a 30 personas en los últimos 10 días". También ha afeado a Ciudadanos que hable de Venezuela en pleno "escándalo" en torno a la presidenta madrileña Cristina Cifuentes, algo que, ha dicho, es copiar la estrategia del PP.

ERC LLAMA A APRENDER DE MADURO

Desde ERC, Joan Tardà ha acusado a Ciudadanos de "cinismo" y de intentar "torpedear la democracia venezolana" y "avalar a los violentos". Tardà cree que algunos deberían aprender del Gobierno de Nicolás Maduro, que juzgará por corrupción a 43 ex altos cargos.

Y, en la misma línea, le ha felicitado por haber "encarcelado a funcionarios policiales que no respetaron los derechos civiles", mientras que en España se condecoró a los que, ha dicho, "molieron a palos" a los catalanes que quisieron votar el 1 de octubre.

PP: CIUDADANOS QUIERE COLGARSE UNA MEDALLA

Pese a coincidir en su rechazo a las elecciones venezolanas, el portavoz del PP también ha cargado duramente contra Ciudadanos, porque ve en la moción un "intento de colocarse una medalla para su líder" cuando, a su modo de ver, es el PP quien lleva años trabajando por la democracia en Venezuela.

Para García-Hernández, Maura ha hablado "con desparpajo" de una "imaginativa santísima trinidad" promotora de las iniciativas con Venezuela que estaría formada por el presidente canadiense, Justin Trudeau; el francés, Emmanuel Macron y el propio partido Ciudadanos. "Se acerca más a un refresco sin burbujas, a un trina de naranja", ha añadido.

El portavoz 'popular' ha argumentado que tratar de convencer a 28 países europeos no es tan fácil como tomar decisiones uno solo, y por eso cree que "no merece la pena entrar en un debate interno" sobre Venezuela.