El Congreso llama a cambiar el proceso de selección y examen de los miembros del TC

 

El Congreso llama a cambiar el proceso de selección y examen de los miembros del TC

Contador
Sede del Tribunal Constitucional
EUROPA PRESS
Publicado 28/03/2017 21:40:24CET

Aprueba crear una ponencia que en ocho meses deberá presentar propuestas concretas

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Congreso de los Diputados ha aprobado este martes una proposición no de ley (PNL) pactada por PP, PSOE y Ciudadanos para abrir un proceso de reforma del sistema de selección y evaluación de los magistrados del Tribunal Constitucional con el fin de garantizar el refuerzo de la independencia de los magistrados que lo componen y la eficacia en sus pronunciamientos.

La iniciativa aprobada, surgida de un texto de Ciudadanos, busca conseguir una "verdadera y eficaz evaluación" de la competencia técnica e "idoneidad" de los candidatos a magistrados del TC.

En la enmienda transaccional, recogida por Europa Press, se apuesta por crear un grupo de trabajo, compuesto por todos los grupos parlamentarios, que estudie los requisitos de los candidatos y los procedimientos de los nombramientos. Asimismo, con el fin de garantizar la "máxima imparcialidad", se pretende reforzar el sistema de incompatibilidades y revisar criterios como la antigüedad en el ejercicio, la duración del mandato y la edad de jubilación.

La propuesta inicial del partido de Albert Rivera pretendía que sólo se propusiese candidatos a aquellos juristas que posean una "reconocida competencia" y con, al menos, 25 años de ejercicio profesional, en lugar de 15. También proponía que los miembros del TC sean designados por un periodo de 12 años --frente a los nueve que fija la legislación vigente-- y que la edad de jubilación de los magistrados se elevase a los 75 años.

Además, PP, PSOE y Ciudadanos estiman necesario asegurar que el Constitucional se pronuncie sobre los asuntos a resolver, especialmente en aquellos casos que afecten a los derechos fundamentales, dentro del plazo máximo fijado. Para todo ello, el grupo de trabajo tendrá hasta ocho meses para estudiar y proponer las reformas necesarias para alcanzar los puntos acordados.

La intención de Ciudadanos es acabar con la designación partidista y garantizar así la independencia y profesionalidad de los magistrados del TC. Por ello registró la PNL el pasado mes de febrero, cuando se dio a conocer el acuerdo alcanzado por los dos partidos mayoritarios para repartirse las cuatro plazas del Constitucional que renovó el Senado.

"ESTADO DE PARTIDOS"

El portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, ha pedido que el TC deje de ser objeto de un "reparto de cuotas entre cúpulas de partidos" y que España deje ser un "Estado de partidos", ya que está convencido de que esa no era "la intención de los padres de la Constitución". Según el diputado naranja, el criterio de selección acordado inicialmente en la Constitución ha ido "cediendo a los intereses de los dos grandes partidos", lo que ha su juicio ha conllevado a un "paulatino descrédito injusto".

"Se tiene que transmitir la imagen de la imparcialidad, objetividad y no dependencia de los partidos", ha agregado Girauta. Sin embargo, el PP ha rechazado estas afirmaciones porque no tiene "ninguna duda" de la profesionalidad y de la "altísima cualificación jurídica" de los magistrados del TC.

En este sentido, el diputado 'popular' y ex secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha negado rotundamente que los criterios de selección de los miembros de este órgano judicial "atienda al partidismo", así como que éstos no sean eficaces y ha asegurado que la institución no está desprestigiada y es independiente. Para el PP, que las cámaras elijan a los magistrado aporta el "ingrediente" que es la "legitimidad democrática".

Para los socialistas esta iniciativa de Ciudadanos refleja "afirmaciones que caricaturizan la realidad" para deslegitimar a la institución, ya que se pone entredicho la profesionalidad de los magistrados que integran el TC.

Así lo ha dicho el diputado del PSOE Gregorio Cámara que ha destacado que este tribunal no adopta "decisiones políticamente orientada" sino que dictan resoluciones "fundamentadas". Así pues, ha hecho hincapié en que en muchas ocasiones los magistrados emiten votos particulares que "contribuyen a la transparencia" y a la constante "evolución jurídicas".

Asimismo, ha cuestionado lo manifestado por otros grupos parlamentarios en el Pleno sobre que la Comisión de Venecia ha criticado al Constitucional al entender la politización perjudica la separación de poderes, como ha sido el caso de Unidos Podemos-En Común Podem-En Marea, Cámara ha defendido que esta Comisión sólo ha expresado "reservas y críticas" sobre aspectos concretos sobre la reciente reforma del tribunal.

EL SISTEMA DE ELECCIÓN ES UN "ESPERPENTO"

Precisamente, el portavoz de Justicia del grupo confederal, Jaume Moya (En Comú Podem), ha enfatizado la necesidad de despolitizar los tribunales para eliminar el "descrédito" que tienen arraigado. Por su parte, el diputado de Compromís Enric Bataller ha afirmado que el sistema actual de designación de miembros del TC ha llegado hasta el punto de ser un "esperpento, un reclutamiento".

Bataller ha rechazado los requisitos que proponía Ciudadanos para la elección de los magistrados al considerar que este "juego combinado de estas prevenciones pueden llevar a establecer una gerontocracia", pero sí ha celebrado que la formación naranja no haya "tenido miedo" de presentar una propuesta como ésta, en la que se llega a plantear una reforma de la Constitución.

Sobre esta cuestión, el representante de UPN Carlos Salvador Armendáriz ha afirmado que su grupo tiene reservas y, aunque ha destacado que la PNL es una buena iniciativa, ha enfatizado que la redacción de la misma le ofrece "más preguntas que respuestas".

RECUERDAN LA INHABILITACIÓN DE HOMS

Por su parte, los partidos independentistas catalanes han tildado al Tribunal Constitucional de "órgano corrompido", tal y como lo ha hecho el portavoz de ERC, Joan Tardá, recordando que el Tribunal Supremo ha inhabilitado al todavía portavoz parlamentario del PDeCAT, Francesc Homs, por desobedecer al TC en la organización de la consulta soberanista del 9N.

Para Tardá, el TC ha ido hacia la "decadencia y la putrefacción" porque de salvaguardar los derechos fundamentales ha pasado a "ser la garantía del no reconocimiento del derecho a decidir", en referencia a la decisión de este órgano judicial de suspender la consulta sobre la independencia de Cataluña. El diputado de CiU Jordi Xuclá ha recalcado que este tribunal "toma decisiones políticas" como "apartar a un miembro de esta cámara de sus funciones", en alusión también a Homs, por "poner urnas y dar voz a la ciudadanía".

Por último, el PNV ha querido trasladar la necesidad de que el TC siga siendo un "árbitro neutral en la previsión de conflictos en los poderes territoriales del Estado". "La sensibilidad autonómica, la foral y la catalana brilla por su ausencia en los fallos del Tribunal Constitucional quedando relegada a los votos particulares en lo mejor de los casos", ha manifestado el portavoz de Justicia de los nacionalistas vascos, Mikel Legarda.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies