El Congreso negocia la puesta en marcha de cuatro comisiones bloqueadas, con la del Alvia como principal escollo

Fachada Del Congreso De Los Diputados
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 28/02/2018 18:11:14CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los grupos parlamentarios llevan días negociando el reparto de las mesas de las cuatro comisiones del Congreso que están pendientes de constituir, entre las que figura la que se encargará de investigar el accidente ferroviario del Alvia ocurrido en Angrois en julio de 2014 --acordada hace ya cinco meses--, que continúa siendo el principal escollo.

Tras la reunión que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, convocó el pasado día 15 para denunciar los problemas de funcionamiento de la Cámara, los grupos parlamentarios asumieron el reto de poner en marcha cuatro comisiones parlamentarias acordadas que aún siguen a la espera de arrancar.

Se trata de dos comisiones de investigación, la citada del tren Alvia de 2014 y la del accidente de un avión de Spanair en Barajas en 2008, y otras dos comisiones ordinarias: una permanente, sobre el seguimiento del pacto contra la violencia de género, y otra no permanente, sobre el modelo policial del siglo XXI.

Para desbloquear esta situación, el primer paso es presentar a la Mesa del Congreso las propuestas de presidencias y resto de miembros de las mesas de las respectivas comisiones, y a tal fin los grupos parlamentarios han decidido buscar un acuerdo conjunto con el fin de constituirlas todas y que puedan arrancar sus trabajos.

PP O PDECAT, PARA LA DEL ALVIA

Según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias, las negociaciones sobre quién debe presidir las comisiones están bastante avanzadas, salvo en el caso de la del Alvia, sobre la que aún no hay un acuerdo y oscila entre el PP y el PDeCAT.

Inicialmente, PP y PSOE apostaban por que la presidencia recayera en un partido minoritario, y fueron tanteando a Ciudadanos, Foro Asturias y UPN, pero ninguno de estos partidos quiso asumir el encargo.

Tras estas negativas, se sondeó a Compromís, aunque este partido, al formar parte del Grupo Mixto, no tiene plaza en la comisión de investigación ya que la representación le corresponde al PDeCAT, que inscribió a su diputado Feliu Guillaumes. Los independentistas sí se han mostrado abiertos a valorar la posibilidad de convertirse en presidente, pero el PP no lo ve como solución.

Por ello, tanto el PP como el PSOE pensaron en asumir la tarea. Los 'populares' estaban dispuestos a encargarse, una posibilidad que los socialistas veían con buenos ojos, pero la idea no acabó de cerrarse, según las citadas fuentes, ante las protestas de En Marea, que no aceptaba que el Grupo Popular, que precisamente votó en contra de crear la comisión, acabara presidiéndola. Así las cosas, ha vuelto a escena la opción del PDeCAT, aunque la decisión no está tomada.

PSOE QUIERE LA DEL PACTO CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

El PSOE, por su parte, la que quiere presidir es la comisión permanente de seguimiento del pacto contra la violencia machista que se cerró en el Pleno del Congreso en septiembre de 2017. De hecho, los socialistas lo han planteado como algo "innegociable", pues se consideran impulsores del acuerdo desde su origen. A priori, tanto el PP como el resto de grupos estaría de acuerdo.

Las fuentes consultadas apuntan a que también se aceptaría que Unidos Podemos, impulsor de la creación de la comisión de investigación del accidente de Spanair, se hiciese con su presidencia. Ese siniestro, ocurrido en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas y en el que perecieron 154 personas, se produjo en 2008, siendo titular de Fomento la socialista Magdalena Álvarez.

Por último, la presidencia de la comisión no permanente para el estudio del modelo policial del siglo XXI, cuyo promotor fue Ciudadanos, podría ir a parar a los 'populares', según las mismas fuentes.