El Congreso no volverá a trabajar en la Ley de Transparencia hasta después de decidir si Rajoy comparece

 

El Congreso no volverá a trabajar en la Ley de Transparencia hasta después de decidir si Rajoy comparece

Los grupos se reúnen en la Ponencia sobre Transparencia
EUROPA PRESS
Actualizado 18/07/2013 17:17:11 CET

La tramitación se demora más de lo previsto, habrá otra reunión de ponencia el día 25 y el debate en comisión podría irse a septiembre

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los miembros del PP, CiU, PNV y UPyD en la ponencia encargada de tramitar la Ley de Transparencia en el Congreso han acordado no volver a trabajar sobre este texto hasta el próximo día 25, un día después de que la Diputación Permanente de la Cámara decida si se cita a comparecer al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para rendir cuentas por el 'caso Bárcenas', como pide la oposición. PSOE, Izquierda Plural y el Grupo Mixto se ausentaron de la ponencia hace dos semanas por la negativa de Rajoy a acudir a la Cámara.

Tras la breve reunión que ha mantenido este jueves la ponencia, los representantes de los citados grupos han anunciado que este órgano volverá a reunirse en una semana. Según el calendario diseñado hace un par de semanas, el día 23 iba reunirse la Comisión Constitucional para discutir el informe aprobado por la ponencia pero, según apuntan desde el PP, finalmente se ha tenido que convocar una nueva reunión de la ponencia porque no ha podido finalizar toda la tarea que tenía pendiente.

Fuentes parlamentarias admiten que el motivo de este retraso en el calendario tiene como objetivo lograr que los tres grupos --PSOE, Izquierda Plural y Mixto-- que se han ausentado de todos los encuentros de la ponencia vuelvan a trabajar en ese foro, ya que PP, CiU, PNV y UPyD, consideran que una ley de esta entidad no debe ser aprobada con la ausencia de tantas fuerzas políticas, entre ellas el principal partido de la oposición.

EL PP LO DESVINCULA DE LAS EXPLICACIONES DE RAJOY

En cualquier caso, Esteban González Pons, uno de los ponentes del PP, ha subrayado que "se equivoca" quien interprete que el hecho de que se haya optado por aplazar la discusión de las enmiendas hasta el día 25 puede indicar que los 'populares' podrían votar a favor de la comparecencia de Rajoy en la Diputación Permanente convocada para la víspera.

El día 25, la ponencia, que se fija su propio calendario, decidirá si hacen falta más reuniones de este órgano o si puede convocar ya la comisión. Fuentes parlamentarias no descartan que finalmente el debate en comisión tenga que posponerse hasta la última semana de julio o incluso que haya que dejarlo para septiembre, cuando se cumplirá un año de la entrada del proyecto en las Cortes. Lo que no parece probable es que se habilite el mes de agosto para seguir avanzando. Tras el debate en comisión, la norma tiene que volver a discutirse en el Pleno del Congreso, antes de su remisión al Senado.

La decisión de seguir trabajando en la ponencia y no convocar aún la comisión --fase en la que el debate de enmiendas pasa a celebrarse a puerta abierta-- la han adoptado los grupos presenten en la reunión de este jueves, a la que no se han sumado PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y el Grupo Mixto.

Estas tres formaciones se ausentaron de la primera reunión de la ponencia y no han participado en ninguno de los tres encuentros que ha celebrado este órgano, por no considerar coherente discutir sobre transparencia con el PP mientras el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se niega a dar explicaciones en el Congreso por el 'caso Bárcenas'.

El abandono de PSOE, Izquierda Plural y Mixto, provocó la salida de la ponencia de CiU y PNV que, ante la ausencia de tres grupos, juzgaban imposible alcanzar el consenso que, a su juicio, necesita la Ley de Transparencia. Los nacionalistas catalanes y vascos han acudido a todas las reuniones de la ponencia pero han acabado saliéndose tras comprobar que estarían solos con PP y UPyD.

LLAMAMIENTOS A RECUPERAR EL CONSENSO

Este jueves, cuando se iba a empezar a discutir el capítulo referido al Buen Gobierno, de especial interés para CiU y PNV, sus ponentes han aguantado un poco más de tiempo en la reunión, pero después la han vuelto a abandonar por los mismos motivos que en las ocasiones anteriores.

"La ponencia no ha finalizado sus trabajos dada la ausencia de grupos para poder arbitrar un consenso", ha señalado el ponente de CiU, Jordi Jané, quien ha vuelto a hacer un llamamiento para "reconstruirlo a partir del día 25".

En términos similares se ha expresado el ponente del PNV Emilio Olabarría, quien ha puntualizado que "una cosa es ausentarse" de la ponencia y otra "no enterarse" de lo que han ido pactando PP y UPyD. Y es que la reunión de este jueves ha servido a los nacionalistas para ponerse al día de lo que se ha ido incorporando al texto de la ley.

Olabarría ha desvelado que ha sido el PP el que ha ofrecido a los grupos volver a reunir la ponencia el día 25, pero a su juicio, "sería cuasimilagroso" que ese día volvieran a este foro los partidos que lo abandonaron porque se haya dado vía libre a la comparecencia de Rajoy.

El PARLAMENTO NO FUNCIONA

Eso sí, ha reconocido que el PP está "forzando, a través de aplazamientos y de ofertas de nuevas ponencias", la posibilidad de restablecer la vuelta de esos tres grupos. También ha apuntado que el PP sigue defendiendo que la norma se apruebe en comisión antes de septiembre. "Pero no veo que esta posición sea tan firme como lo fue originariamente con el primer calendario", ha señalado.

Desde UPyD, Carlos Martínez Gorriarán comparte que es "bastante disparatado y absurdo discutir esta ley a la vez que el Gobierno no está para nada respetando el espíritu de la transparencia en su quehacer diario", pero ha insistido en que la obligación de los diputados es hacer leyes para resolver problemas, entre ellos la corrupción.

Aún así reconoce que la Cámara no está funcionando y ha caído en un "juego surrealista" porque una parte de los grupos optan por el "boicot" a la ponencia y el PP pretende actuar como si "no pasase nada" y poniendo "parches". Eso sí, ha defendido el trabajo de UPyD dentro de la ponencia para intentar mejorar el texto aunque mantiene importantes diferencias con el PP.

EL PSOE, CON EL "RUIDO POLÍTICO"

También ha puesto en valor los avances uno de los ponentes del PP, Esteban González Pons. "La ley va avanzando a buen paso", ha dicho, antes de volver a lamentar que "el PSOE siga ausente y esté fuera de la mesa con Amaiur". En este punto, ha remarcado que esta norma es "tan importante" que "no debería verse perjudicada por la actualidad política" ni vincularse a "los intereses de los partidos políticos" porque los españoles "no se lo merecen".

"No me gustaría que hubiera una ley de la que los socialistas no estuvieran convencidos simplemente porque en un momento determinado les interesó más el ruido político que trabajar para los españoles en una Ley de Transparencia", ha agregado. A su juicio es "legítimo" que el PSOE quiera impulsar una moción de censura, pero eso "no le da derecho" a "no trabajar en julio".

"No aprovechen la oposición que quieren hacer para tomarse unas vacaciones anticipadas. Seguimos deseando que vuelvan a la ponencia y que haya una ley de transparencia por consenso que sea de todos porque entre todos la hayamos hecho", ha enfatizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies