El Gobierno envía a las Cortes el tratado de extradición con China

Actualizado 27/01/2006 16:35:03 CET

España no extraditará a personas que puedan ser condenadas a muerte, salvo que haya garantías de que no se ejecutará

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros aprobó hoy la remisión a las Cortes Generales del Tratado de extradición entre el Reino de España y la República Popular China, así como del Convenio sobre traslado de personas condenadas entre ambos países, cuya firma fue autorizada por el Consejo de Ministros en su reunión del día 11 de noviembre de 2005.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, subrayó que este es el primer tratado de extradición firmado entre China y un país de la UE.

El tratado señala los delitos que dan lugar a la extradición, excluye expresamente de los supuestos de denegación de extradición los actos de terrorismo, a los que no se les da la consideración de delitos políticos.

Además, se denegará la extradición si el delito por el que se solicita la extradición pueda ser castigado con la pena de muerte según las leyes del país, a menos que ofrezca garantías suficientes de que la pena de muerte no se impondrá o de que si se impone, no será ejecutada.

Según explicó el Gobierno, el tratado "sigue el modelo habitual seguido en la elaboración de otros Convenios bilaterales, así como el Convenio Europeo de Extradición de 1957". Con este instrumentos, ambos países convienen en concederse la extradición de "cualquier persona a quien se reclame para su enjuiciamiento, o para la imposición o cumplimiento de una condena en el Estado requirente por un delito que dé lugar a la extradición".

Finalmente, se abordan otras cuestiones relativas al principio de especialidad, concurso de solicitudes, entrega de personas extraditadas y entrega de bienes.

'REPATRIACION' DE PRESOS

El Gobierno remitió también a las Cortes el Tratado de de personas condenadas, que pretende la "rehabilitación social" de las personas condenadas de ambos países.

Para ello, se establece que los nacionales privados de su libertad en el extranjero por la comisión de un delito pueden cumplir la condena en el país de su nacionalidad.

Los acuerdos fueron firmados por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente chino, Hu Jintao, durante la visita de Estado de éste a España, el pasado noviembre.

En total fueron diez los convenios de cooperación suscritos entre ambos, sin tener en cuenta varios acuerdos firmados por empresas españolas y chinas con ocasión de la visita.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies