El Consejo de IU debatirá y votará el sábado si celebra la Asamblea para relevar a Llamazares el 15 y 16 de noviembre

Actualizado 24/04/2008 20:32:01 CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida (IU) celebra este próximo sábado un Consejo Político Federal (CPF), en el que sus miembros tendrán que debatir y votar sobre la fecha de la IX Asamblea Federal de la organización, de la cual saldrá el sucesor de Gaspar Llamazares como coordinador general. En el documento que la Comisión Unitaria encargada de preparar la Asamblea elevará al CPF, se propone que la Asamblea se desarrollé los días 15 y 16 de noviembre de este año.

Según adelantaron fuentes de IU a Europa Press, en ese documento también se plantea que la Asamblea esté compuesta por un total de 800 delegados. Una vez aprobada la propuesta, se establecerá un calendario que determinará que las federaciones tendrían todo el mes de junio para cerrar la composición de sus censos.

Estos censos tendrán que enviarse a IU Federal como muy tarde a mediados del mes de julio. Una vez cerrados los censos, las distintas federaciones elegirán a sus delegados, y también podrán aportar "propuestas de reforma de los documentos que se tienen que debatir durante la Asamblea".

Los delegados se repartirán entre las federaciones según tres variables: el 50 por ciento en función del número de militantes que tengan, el 25 por ciento en función del porcentaje de afiliados censados para el 9-M, y otro 25 por ciento en función del número de votos obtenido en ese mismo proceso electoral.

Como es tradicional en IU, las federaciones que contarán con más delegados serán algunas como Andalucía, Madrid, Cataluña, País Valenciá y Asturias. En el extremo opuesto se encuentran federaciones como Ceuta, Melilla y la del exterior, que debido a su pequeño tamaño y representación tendrán una asignación previa de cinco delegados cada una de ellas.

Esta IX Asamblea Federal es de vital importancia para el futuro de IU, después del resultado electoral cosechado el 9-M, y que les otorgó tan solo dos diputados en el Congreso de los Diputados. Esa misma noche Llamazares anunció que no se presentaría a la reelección como líder de IU, lo que automáticamente puso en marcha los mecanismos internos para su relevo.

Los órganos federales de dirección acordaron poco después que una Comisión Unitaria, que engloba a las distintas sensibilidades que coexisten en la coalición, así como a representantes de las federaciones, se encargaría de la preparación de la Asamblea, al tiempo que asumía competencias en comunicación y finanzas.

En un primer momento se especuló con que el relevo de Llamazares tendría lugar antes del verano, en los meses de junio o julio, si bien esta posibilidad fue perdiendo fuerza a medida que el trabajo interno fue ganando en complejidad. Por eso desde hace días ya se barajó públicamente la opción del mes de noviembre como la más adecuada para afrontar este cónclave desde la mejor posición para afrontar el futuro de la coalición.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies