El Consejo Político Federal de IU apoya la gestión de Llamazares con un 61 por ciento de los votos

Actualizado 16/12/2006 18:37:16 CET

Llamazares considera rota la "relación preferente" de IU con el Gobierno y mantiene su apuesta de dar un nuevo impulso al proceso de paz

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Político Federal de Izquierda Unida (IU), votó hoy favorablemente el informe de coyuntura política presentado por el coordinador general, Gaspar Llamazares, con 74 votos a favor, 27 en contra y 20 abstenciones, lo cual supone un apoyo del 61 por ciento a su gestión.

Este Consejo es el máximo órgano de dirección entre asambleas y está compuesto por cerca de dos centenares de miembros. La resolución aprobada incluye referencias a la situación de enfrentamiento de la Dirección Federal con la Dirección Regional de Madrid por la confección de las listas electorales de esta CCAA de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas. Aparte del informe, también se aprobó un código ético de compromisos contra la corrupción para los cargos públicos y militantes de IU.

A pesar del resultado favorable, Llamazares no se libró de las críticas e incluso hubo quien le pidió que retirase el documento político, como hizo el presidente ejecutivo del PCE, Felipe Alcaraz. En su intervención de cierre, visiblemente enfadado, respondió a los críticos que es una "deslealtad" que se le intente "anular como dirigente político y parlamentario", y agregó que recibirá críticas "hasta el masoquismo", a pesar de lo cual nunca será un coordinador general que retire un documento "aprobado por la Presidencia". "Comparto que hay que profundizar en una oposición alternativa, pero esto no significa no poder llegar a ningún acuerdo", afirmó.

En el documento, Llamazares aboga, entre otras cuestiones, por impulsar el proceso de paz -que se encuentra en un momento "crítico"- y avisa de una mayor "confrontación" con el Gobierno socialista en caso de que prosiga con su "giro al centro". Durante su intervención de apertura del Consejo, incluso llegó a dar por rota la "relación preferente" de IU con el Gobierno y apostó por buscar su propio espacio, "a la izquierda del PSOE", mediante una oposición "alternativa y exigente".

Dentro del compromiso con el proceso de paz, la resolución anuncia el comienzo, a partir de enero, de una campaña de movilización y de articulación de la sociedad civil en su defensa. Señala como responsables del momento "crítico" del proceso de paz a ETA y el mundo abertzale, por mantener el convencimiento de que juntos son "más fuertes", así como al PP por intentar "sacar beneficios políticos partidarios" y al propio Gobierno, sobre el que asegura que su coraje "inicial" se ha "diluido" por el "temor a los efectos electorales de esta gestión".

Indica, además, que el nuevo impulso del proceso debe articularse sobre la necesidad de abordar de manera simultánea la paz y la normalización política, un Pacto por la Paz que fije criterios y compromisos, la constitución de mesas preparatorias que generen un espacio de "inclusión" política, la modificación de la legislación de partidos y el Código Penal, y la flexibilización de la política penitenciaria.

Asimismo, el documento incluye el anuncio del comienzo, a partir del próximo mes de enero de 2007, de una campaña de movilización y articulación de la sociedad civil en defensa del proceso de paz. "Es el momento para que pueda oírse la voz de los que no confunden a víctimas con verdugos pero consideran que pueden y deben hacerse esfuerzos por la paz. No vamos a consentir que la lógica criminal de las armas y el oportunismo político de la derecha impidan avanzar a la paz y la normalización", asevera.

GIRO AL CENTRO DEL GOBIERNO SOCIALISTA

Por otro lado, el texto subraya la intención del Gobierno y el PSOE por "ocupar" el centro político, así como el deseo de cerrar conflictos "minimizando" la confrontación con la base social de la derecha, o con aquellas instituciones que le "servían de soporte". Según Llamazares, así ocurrió con la Ley Orgánica de Educación (LOE) y con los acuerdos con la Iglesia Católica, a los que calificó de "privilegios injustificables propios del tardofranquismo".

El texto resalta la pertinencia de que IU "ocupe, defienda, construya y articule" su propio espacio en la izquierda, reforzando su oposición y alternativa, adquiriendo un perfil propio, "transformador y alternativo" -el denominado 'tercer espacio'- siempre con las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2007 en el horizonte. Apuesta por seguir desarrollando una política de alianzas y por "el relanzamiento y la revitalización" de la organización.

Este documento político critica también la posición del Gobierno del PSOE en la Ley de la Memoria Histórica -a la que IU-ICV presentó enmienda a la totalidad-, un proyecto el proyecto del Gobierno sobre esta ley es "vergonzante" y supone una muestra "adicional" de su "giro hacia la derecha y hacia la inacción".

En esta misma dirección van las críticas al Ejecutivo por su política económica "continuista". "Más allá de los insuficientes incrementos en gasto social, la política económica y fiscal del Gobierno sigue la misma lógica neoliberal que el PP", apunta.

A este respecto, critica la "retrógrada" Reforma Fiscal aprobada con el apoyo de la "derecha económica y nacionalista", que beneficia a la "élite económica". Recuerda también el fuerte déficit en empleo de calidad, de empleo industrial, siniestralidad laboral y deterioro medioambiental, así como la preocupante especulación, facturas falsas, dinero negro y pelotazos inmobiliarios, que hacen "más urgentes y necesarias que nunca" las políticas redistributivas de la riqueza. Además, critica abiertamente la recién aprobada Directiva Bolkestein europea.

Las recientes elecciones catalanas también tienen su espacio en este informe coyuntural, y se destaca de sus resultados que han posibilitado un "cierto freno" en la estrategia del PSOE de pacto con el centro, concretamente con CiU, algo que "seduce", según la coalición, a muchos dirigentes socialistas y sus apoyos mediáticos. También se critica la LOU, puesto que IU estima que esta reforma podría haber sido más "ambiciosa", algo en lo que, en cualquier caso, la organización y el grupo parlamentario están trabajando para "mejorar" el proyecto de ley.

En el apartado de política exterior, IU critica una vez más la "invasión" de Irak y espera que la victoria demócrata en las elecciones legislativas de Estados Unidos sea un síntoma de cambio de tendencia. En este punto, apuesta por recuperar la idea de un "tribunal internacional" contra el triángulo de las Azores desde el ámbito social, así como por que la estrategia "criminal" de George W. Bush tenga "la misma sanción moral y legal" que el ex dictador chileno Augusto Pinochet.

Finalmente, respecto a América Latina, IU recalca las victorias de Hugo Chávez en Venezuela, Correa en Ecuador y Daniel Ortega en Nicaragua, que ponen de manifiesto que la "ola popular" que exige en el continente un nuevo rumbo se ha "consolidado como opción política". Así, califica lo ocurrido en Venezuela es un "elemento clave" en este escenario, en el que hay que apostar por devolver a la política a su lugar frente a la "lógica de la sociedad de mercado".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies