Conseller valenciano de gobernación dice que dimite el que tiene algo que ocultar y que él no tiene "nada"

Actualizado 24/02/2009 14:43:18 CET

VALENCIA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Gobernación de la Generalitat valenciana, Serafín Castellano, insistió hoy en que no tiene nada que ocultar, al tiempo que pidió que no se le mezcle ni se le confunda con la dimisión del hasta ayer ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo. "Dimite aquel que tiene algo que ocultar, y yo no tengo nada que ocultar", repitió.

Castellano se pronunció en estos términos en una rueda de prensa para hablar sobre plazas de toros, al ser preguntado por el hecho de que algunas personas pedían su dimisión tras la de Bermejo, en relación a la información sobre adjudicaciones de obras encargadas por su departamento a una constructora propiedad de unos amigos suyos.

Al respecto, el conseller lamentó que "algunos quieren a río revuelto, ganancia de pescadores", y pidió que "no intenten comparar ni confundir para sacar rédito político", confundir "con la situación de unos hechos y de un por qué de la dimisión de Bermejo", matizó.

Así, explicó que "dimite aquel que tiene algo que ocultar", y que él no tenía "nada que ocultar". Por ello, se dirigió a "algunas voces" para indicarles que "por más que quieran paralizar mi gestión o mancillar mi honor, no lo van a conseguir", porque, según dijo, "hablo desde la total libertad y tranquilidad de no tener ninguna servidumbre de nada ni con nadie, y de no tener que esconderme de nada ni de nadie".

Por tanto, puntualizó que su obligación era la que estaba realizando hoy, es decir, seguir un programa de trabajo importante relativo a las plazas de toros singulares para mantener tradiciones singulares. "Hago ejercicio de mi responsabilidad, que es para lo que tengo que trabajar todos los días", insistió.