Un constructor vallisoletano deberá indemnizar con 418.000 euros por la caída de un operario que quedó parapléjico

Actualizado 17/06/2009 19:56:54 CET

VALLADOLID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid condenó a una pena de seis meses de cárcel al administrador de Construcciones y Reformas Aygo S.L, José A.G, como responsable del accidente sufrido en marzo de 2004 por un peón que cayó desde un andamio durante las obras de construcción de una vivienda en Geria (Valladolid) y sufrió graves lesiones que le mantienen desde entonces postrado en una silla de ruedas.

En su sentencia, el juez absolvió al constructor del delito contra los derechos de los trabajadores del que venía siendo acusado pero le condenó a seis meses de prisión por un delito de lesiones por imprudencia grave, junto con el pago de indemnizaciones por importe global de 418.014,21 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Las acusaciones pública y particular habían pedido penas de tres años y medio y cinco años de prisión, respectivamente, además de multas por valor de 5.400 y 10.800 euros e indemnizaciones, por el mismo orden, que se elevaban a 322.407 y 721.339 euros. De tales cantidades habrán de responder de forma directa Wintertur, hasta un límite de 90.000 euros, y de forma subsidiaria Construcciones y Reformas Aygo S.L.

Los hechos hacen referencia a las obras de construcción de una vivienda unifamiliar en la calle La Cárcava de Geria, para las que el propietario del terreno contrató los servicios de la referida constructora, de la que el condenado, José A.G, era representante, administrador e incluso encargado a pie de obra.

NI FORMACIÓN NI MEDIOS DE SEGURIDAD

En la ejecución de la obra trabajaba, junto con otros dos obreros, José Ignacio M.V, que fue contratado por el constructor el día 26 de febrero de 2994 como peón y que, como así sostienen las acusaciones, comenzó a desempeñar sus funciones "sin que el acusado se ocupara de que recibiera la instrucción necesaria en materia de prevención de riesgos laborales y al que no proporcionó medios para su protección, tales como casco, arnés o cinturón".

Así, sobre las 16 horas del día 4 de marzo de 2004, una vez concluidas las labores de descarga de material, sin que fuera colocada la barandilla de seguridad, el trabajador que se hallaba subido a un andamio sobre un encofrado situado a unos tres metros de altura se precipitó al vacío y cayó al suelo mientras facilitaba ladrillos a los otros dos obreros que realizaban funciones de oficiales.

A causa de la caída, el operario sufrió lesiones para las que precisó asistencia facultativa y tratamiento médico-quirúrgico, habiendo tardado en curar 349 días, todos los cuales estuvo incapacitado para sus ocupaciones habituales, y 240 de ellos permaneció ingresado en el hospital. Las lesiones le ocasionaron una paraplejia que le mantienen postrado desde entonces en una silla de ruedas, con lo que tiene reconocida una Incapacidad Permanente en grado de Gran Invalidez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies