Contenido íntegro de la declaración de EEUU sobre la respuesta a Siria a la que se ha sumado España

Actualizado 17/12/2013 20:59:34 CET

WASHINGTON, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos, España y otros nueve países del G20 han acordado este viernes una declaración conjunta en la que mantienen que "las pruebas apuntan claramente" al régimen sirio como responsable del ataque químico del pasado 21 de agosto en los suburbios de Damasco y reclaman una "contundente respuesta internacional" a esa acción, toda vez que "el mundo no puede esperar a procesos fallidos interminables".

El contenido íntegro de la declaración es el siguiente:

"La normativa internacional sobre el empleo de armas químicas es universal y de larga data. El empleo de armas químicas en cualquier lugar reduce la seguridad de las personas en cualquier lugar. Dejarlo sin respuesta aumenta el riesgo de usos adicionales o de proliferación de estas armas.

Condenamos en los términos más firmes el horrible ataque con armas químicas perpetrado en los suburbios de Damasco el 21 de agosto y que acabó con las vidas de tantos hombres, mujeres y niños. Las pruebas claramente apuntan al Gobierno sirio como responsable del ataque, encuadrado en el uso de armas químicas por parte del régimen

Pedimos una contundente respuesta internacional a esta grave violación de las normas mundiales y conciencia para enviar un mensaje claro de que este tipo de atrocidades no se pueden repetir nunca. Aquellos que perpetraron estos crímenes deben rendir cuentas.

Los firmantes han apoyado consistentemente una firme resolución del Consejo de Seguridad, dadas las responsabilidades del Consejo de Seguridad para liderar una respuesta internacional pero han reconocido que el consejo continúa paralizado como lo ha estado durante dos años y medio.

El mundo no puede esperar a procesos fallidos interminables que sólo pueden llevar a aumentar el sufrimiento de Siria y la inestabilidad regional . Apoyamos los esfuerzos de Estados Unidos y otros países para reforzar la prohibición del empleo de armas químicas.

Nos comprometemos a apoyar los esfuerzos internacionales a largo plazo, incluso a través de Naciones Unidas para afrontar la longeva amenaza a la seguridad que representan los arsenales químicos de Siria. Los firmantes también han pedido a la misión de investigación de Naciones Unidas que presenten sus resultados tan pronto como sea posible y que el Consejo de Seguridad actúe en consonancia.

Condenamos en los términos más firmes todas las violaciones de Derechos Humanos cometidas en Siria por todos los bandos. Más de 100.000 personas han muerto en el conflicto, más de dos millones de personas se han convertido en refugiados y, aproximadamente, cinco millones de personas son desplazados internados.

Al reconocer que el conflicto de Siria no tiene una solución militar, nos reafirmamos en nuestro compromiso por la búsqueda de una solución política pacífica por medio del completo cumplimiento de la declaración de Ginebra de 2012. Estamos comprometido para lograr una solución política que resultará en una Siria democrática, integradora y unida.

Hemos contribuido generosamente a los últimos llamamientos de Naciones Unidas y el CICR para enviar ayuda humanitaria y continuaremos dando apoyo para afrontar las crecientes necesidades humanitarias en Siria y su impacto en los países de la región. Celebramos las contribuciones anunciadas en la reunión de países donantes en los márgenes del G20. Pedismo a todas las partes que permitan el acceso de los actores humanitarios sin trabas hasta aquellos que lo necesitan. Los firmantes europeos continuarán comprometidos en la promoción de una posición común europea".