Continúa la búsqueda de unos 150 visones de los que soltaron esta noche en un granja de Xinzo de Limia (Ourense)

Actualizado 05/11/2006 13:56:02 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Personal de Protección Civil, Guardia Civil, Policía Local y vecinos de Xinzo de Limia (Ourense) continúan batiendo los alrededores de la granja de Damil que fue asaltada esta noche en este municipio para localizar a unos 150 visones que aún no fueron recuperados.

Así lo explicó a Europa Press el delegado de Medio Ambiente en Ourense, Celso Fernández, quien señaló que en la granja había entre 1.400 y 1.500 animales que, según todos los indicios, fueron liberados poco después de que sus dueños les dejasen la cena, ya que aún había restos de comida en los comederos.

No obstante, aclaró que cuando se les abrieron las jaulas, la gran mayoría de los visones permanecieron en el interior de un perímetro acotado con una valla, de manera que los que escaparon lo hicieron a través de unos orificios que aún no se ha determinado si cavaron los asaltantes o los propios animales.

En cualquier caso, Fernández añadió que la gran mayoría de los animales fugados ya fueron recuperados en un radio de entre 300 y 500 metros, labor facilitada por el hecho de que se trata de un terreno plano jalonado con numerosas fosas, cunetas y canalizaciones en las que los animales fueron quedando atrapados.

En estos momentos, siguen trabajando efectivos de diferentes cuerpos en la zona para localizar a los demás visones y, al respecto, Fernández advirtió de que, si algún vecino encuentra uno, evite acercarse al animal puesto que "puede morder" y avise al 112 para que acuda a la zona.

SERÁN SACRIFICADOS

Por otra parte, Fernández explicó que aunque la mayoría de visones han sido ya recuperados, los propietarios se verán obligados a sacrificarlos en diciembre, cuando la piel esté en condiciones óptimas.

Al respecto, señaló que estos animales estaban identificados a través de las jaulas para evitar la reproducción entre miembros de la misma familia -que provoca taras genéticas-, pero con la suelta resulta imposible conocer en cuál se encontraba cada uno de ellos.

En cuanto a la autoría, Fernández indicó que miembros de la Guardia Civil estuvieron tomando muestras en el lugar y señaló que, a la vista de los datos disponibles por el momento, podría tratarse tanto de los mismos que en octubre asaltaron tres granjas en la provincia de A Coruña o bien otros vándalos que actuaron por "simpatía".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies