Barberá avisa que con el proyecto de régimen local pueden aparecer "17 regímenes" municipales distintos

Actualizado 04/03/2006 19:57:30 CET

El presidente del PP de Zamora pide "valentía" al partido para que las diputaciones provinciales puedan ser elegidas por los ciudadanos

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, rechazó hoy el último borrador de la nueva ley de bases de régimen local que maneja el Gobierno porque, en su opinión, resulta "confuso, engañoso y perjudicial" para los municipios y les arrebata "seguridad jurídica". Según dijo, el proyecto del Ejecutivo deja a los Ayuntamientos en peor situación de la que estaban y abre la puerta a que aparezcan "17 regímenes locales" distintos.

Barberá, que participó en el 'Acto de Alcaldes' de la Convención Popular, denunció, en primer lugar, que en el último año y medio el debate político se ha centrado en cuestiones que sólo interesan "a los políticos". "El PSOE gobierna para los políticos, no para los ciudadanos", dijo la alcaldesa, quien también denunció que el Ejecutivo socialista está "claudicando" ante las exigencias de los radicales.

"Y está situando a unos territorios sobre otros en privilegios y lo hace a costa de la soberanía, la unidad de España, la cohesión y la atención prioritaria a las víctimas del terrorismo", añadió. Dicho esto, volvió al borrador de régimen local para insistir en que deja a los ayuntamientos "en peor situación jurídica y financiera en la que se estaba". "Además, se nos niega nuestra condición de parte de la Administración del Estado, se nos quita el estar en pie de igualdad con el resto de las Administraciones y se nos deja a voluntad de otros", enfatizó.

DIPUTACIONES Y CIUDADANIA

Por su parte, el presidente de la Diputación de Zamora y presidente del PP en esa provincia, Fernando Martínez Maillo, criticó que el último borrador del Gobierno sobre la reforma de la Ley de Bases del Régimen Local deja a las diputaciones provinciales, los cabildos y los consell "en el chasis" y en un "papel casi marginal" lo que tachó de "bochornoso y ridículo".

"Deja a las diputaciones en cuernos condenándolas a la desaparición futura", proclamó, ya que, en su opinión, estas instituciones pasarán a ser una "mera mancomunidad de municipios". Definió la norma que prepara el Gobierno como un "sumando de despropósitos" y como una "ley de mínimos para evitar enfrentarse con algunos nacionalismos" que va a conducir a un "neocentralismo nacionalista" en el que habrá "distintos modelos de corporaciones locales y diputaciones en función de la comunidad autónoma a la que pertenezcan".

En este sentido, avanzó que cuando la ley se tramite el PP deberá presentar enmiendas para lograr incorporar una "definición clara de la provincia y de sus competencias" y pidió "valentía" al partido para apoyar una propuesta que abra la vía a que los miembros de la diputaciones provinciales sean elegidos directamente por los ciudadanos y no a través de los ayuntamientos. "Necesitamos tener legitimidad democrática, como las corporaciones locales", enfatizó.

Finalmente, el alcalde de Toledo, José Manuel Molina, dijo que ha llegado la hora de la segunda descentralización, de los Ayuntamientos y de poner "nombre y apellido" a las competencias de los municipios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies