Mayor dice que su Gobierno no negoció con ETA y que él dijo "no" cuando ésta le envió un mediador en 1998

Actualizado 04/03/2006 20:26:41 CET

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ex ministro de Interior y portavoz en el Grupo Popular Europeo Jaime Mayor Oreja insistió esta tarde en que el Gobierno presidido por José María Aznar "no habló y no negoció" con ETA. Mayor Oreja añadió que él mismo se encargó de rechazar la negociación cuando la organización terrorista le mandó como intermediario a un sacerdote de la comunidad religiosa de San Egidio en el año 1998.

"Yo puedo tener muchos errores, pero desde luego no miento. Puedo asegurar que lo que dijo Aznar ayer fue una verdad. El Gobierno del PP no habló y no negoció como quería ETA. Y lo que es evidente que por eso llegó 'Estella', porque sí encontró en la rendición del PNV la posibilidad de avanzar en la 'tregua trampa'", apuntó.

Tras visitar el 'stand' del PP vasco junto al ex presidente Aznar, Mayor Oreja hizo declaraciones a la prensa. Se trataba de aprovechar nuevamente la Convención Popular insistir en el mensaje de que los 'populares' no hablaron ni negociaron con los etarras. "Aznar ayer explicó exactamente lo que pasó, pero yo añado una cosa más: ETA, en enero de 1998, lanzó un intermediario para hablar conmigo, y fue un sacerdote de la comunidad San Egidio. Nos ofreció una negociación porque ETA estaba interesada en ella con el Gobierno de España", aseveró.

"Y ayer Aznar eso no lo dijo -continuó--, probablemente sólo lo 'medio' sabe, porque tampoco es cuestión de que él lo sepa todo en esta materia. Mi respuesta fue tan contundentemente, en ese momento acababan de matar a dos concejales, que les dije que no me daba ni por enterado".

EL NO DE PP Y LA 'TREGUA TRAMPA'

En este contexto, subrayó que ya entonces los terroristas trataron de abrir la negociación con el Gobierno de España, aunque encontraron "el cierre total" al diálogo. "Y por eso acudió al PNV y, por eso, seis meses después llegaría el 'Pacto de Estella', que se escenifica finalmente el 16 de septiembre del 98", destacó.

Durante el discurso inaugural que Aznar pronunció ayer en el seno de la Convención Popular que se está celebrando en Madrid, repitió en varias ocasiones que él nunca impulsó una negociación con ETA, y "menos" en términos políticos, y que no puso al Estado "en tregua". Agregó que cuando envió a Suiza a representantes del Gobierno para entrevistarse con etarras, el fin era comprobar si había "rendición".

"Aznar dijo ayer la verdad -sentenció Mayor Oreja--, lo que sucede es que en la estrategia socialista lo que se trata es de decir que todos somos de la misma condición para esconder lo que ellos están haciendo en estos momentos".

DOS POLÍTICAS ANTITERORRISTAS

Después, el que fuera titular de Interior, dijo que sólo existen dos tipos de políticas antiterroristas: La que consiste en creer que se puede "derrotar" a una organización terrorista y aquella que tiende a "pactar" con ella. "No hay más. Nosotros sólo hemos creído en la derrota, por lo que sólo apoyaríamos políticas antiterroristas para derrotar a ETA", remachó.

"Pero como ahora estamos preparando una negociación política con ETA que empezó en 'Perpignan' y que culminará con estas mesas de partidos, lo que decimos es que no cuenten con nosotros para eso -determinó--. No nos pueden decir que se puede apoyar cualquier política antiterrorista que venga del Gobierno, ese no puede ser un compromiso de la oposición. Nosotros nos parece que cuando la política antiterrorista es exactamente la contraria de la que algunos hicimos hace unos años tenemos la obligación democrática y moral de no apoyarla, y de denunciarla".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies