PP aprueba un 'ideario' en el que se define como de centro, abierto, y defensor de la Constitución

Actualizado 04/03/2006 16:18:21 CET

Se introduce una mención expresa a la integración del CDS y a Suárez a petición de Fraga y se menciona la colaboración con UPN

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

"Somos un partido de centro reformista". Así comienza la resolución que el PP ha aprobado hoy en la Convención que está celebrando en Madrid este fin de semana. Dicha resolución añade que en este partido caben españoles de muchas tendencias, "pero nunca opciones radicales" y que defenderá que la persona sea el "eje" de su acción política y la vigencia de la Constitución como garantía de futuro para el país.

En primer lugar, se subraya que esta organización de "centro reformista" y "joven" pertenece al PPE y a la Internacional Demócrata de Centro y acoge bajo sus siglas "todo el espacio político que abarca el centro y la derecha surgidas desde la Transición de 1977". "Nos hemos hecho como partido al tiempo que nuestra democracia (...). De hecho, confluyen bajo las siglas del actual PP las formaciones políticas que, desde el centro derecha, contribuyeron decisivamente a la elaboración y aprobación de nuestro texto constitucional: la Unión del Centro Democrático (UCD) y Alianza Popular (AP)", se afirma.

De hecho, en el Comité Ejecutivo que los 'populares' celebraron esta mañana en el seno de la Convención Popular, el presidente fundador, Manuel Fraga, propuso que se incluyera en la propuesta de resolución una referencia "expresa" a la integración del CDS en el PP y al que fue su líder, Adolfo Suárez. "Ha sido aceptado --especificó Elorriaga--. Es de importantísimo alcance, porque Manuel Fraga y Adolfo Suárez fueron serios adversarios políticos. Esto honra a Manuel Fraga". También se añadió una referencia a UPN y su colaboración con el PP.

DEFENDER LA LIBERTAD

La resolución aprobada, tras explicar brevemente en qué consistió en proceso de "refundación" y la relevancia del IX Congreso celebrado en Sevilla en 1989, asume "con orgullo" la tradición liberal que arranca en las Cortes de Cádiz y la Constitución de 1812.

"El PP defiende la España del progreso, de la libertad y la igualdad; la España solidaria, tolerante, de vanguardia, de estímulo individual. Una España del bienestar, respetuosa y defensora del medio ambiente y del crecimiento sostenible --agregan--. El PP quiere para los españoles una sociedad abierta y con fortaleza para afrontar nuevos retos; una sociedad dinámica, que apuesta por la innovación, con capacidad de competir y desempeñar un papel protagonista en el concierto de las naciones del siglo XXI".

Dicho esto, señala que su apuesta es por la España constitucional, de las comunidades autónomas, que encierra una nación plural, "con una identidad no étnica, sino política, histórica y cultural". "El Estado de las autonomías es la expresión de la diversidad y riqueza de España. Las comunidades autónomas han de trabajar tanto para procurar el bienestar de sus habitantes como para contribuir al proyecto común de España. La solidaridad territorial es para nosotros un valor irrenunciable", enfatizan.

PRINCIPIOS, METAS Y SEÑAS DE IDENTIDAD

El documento pasa entonces a delimitar los "principios y metas" que constituirán las señas de identidad del PP, un partido que estará "al servicio de los interés generales de España". Bajo esta premisa, se erigen en impulsores de políticas que tengan a la persona y la libertad como la violación de derechos fundamentales.

"Queremos contribuir a la expansión de las libertades en un marco de convivencia presidido por la tolerancia, la moderación y el respeto. Una sociedad más libre es una sociedad más humana --aducen--. Los nacionalismos excluyentes han sido y son enemigos de la libertad. Y lo son porque anteponen sus proyectos de construcción nacional a los individuos".

Asimismo, se sitúan en la defensa de la familia como "núcleo básico de la sociedad", de unos poderes públicos que "sirvan a la libertad y la garanticen" y que impulsen un Estado "eficaz" que no sea "excesivamente intervencionista".

NO NEGOCIAR CON TERRORISTAS, SEÑA DE IDENTIDAD

Dentro de esas 'señas de identidad' del PP se especifica también la posición del partido ante la lucha contra la violencia terrorista y se rechaza cualquier tipo de "negociación" o "claudicación" por ser "moralmente inadmisible".

"La violencia terrorista es hoy el mayor enemigo de nuestra civilización, que se fundamenta en la libertad. Su derrota es indispensable para la supervivencia de una sociedad libre. Cualquier condescendencia o negociación política con los terroristas, además de un error, es moralmente inadmisible --se determina--. La fortaleza democrática, con el uso de los instrumentos del Estado de Derecho, es la única vía para derrotar al terrorismo y librar a la sociedad del orden totalitario que pretende imponer. Claudicar ante los terroristas es una inmoral traición a las víctimas".

En lo que concierne a la "igualdad y solidaridad", el PP aboga por que todos los españoles sean iguales ante la Ley, sin diferencias en derechos, deberes y oportunidades. Además, se ve como "exigencia" la solidaridad, ya que se entiende que "fortalecer la cohesión social es obligación de los poderes públicos".

Sobre la democracia, los 'populares' se comprometen a trabajar por una mayor "transparencia", de forma que el sistema sea más "participativo e integrador". "Una opinión pública libre es esencial para una vida democrática auténtica. Defendemos el valor del pluralismo en todos los ámbitos y, en particular, en el mundo de la comunicación. La libertad de expresión e información no deben sufrir restricciones ni verse condicionadas por las injerencia de los poderes públicos", resaltan. También apuestan por un Estado de Derecho que "proteja" y "ampare y estimule" a la ciudadanía y que esté al servicio de la "cohesión y vertebración nacional".

El PP dedica además varios apartados a explicar cómo quiere que sea la sociedad española en los próximos años y, entre otras cosas, hace hincapié en la necesidad de "oportunidades para todos", "creatividad en libertad", "educación y empleo", "mayores oportunidades para los jóvenes" y "oportunidad para los más débiles".

"UNA SOCIEDAD DE PLENO EMPLEO"

Especial valor dan los 'populares' en su 'ideario' a la búsqueda del "pleno empleo" como "la mejor política social" posible, acompañado de "impuestos moderados y eficacia en la gestión del gasto", un mercado "más abierto, libre, transparente y eficiente"; "solidaridad y financiación territorial" desde "la solidaridad y la corresponsabilidad" y defensa del medio ambiente, el crecimiento sostenible y la integración "real y efectiva" de inmigrantes.

Con estas bases, dicen, se podrá construir una sociedad del bienestar "igual en toda España", que se fije especialmente en los mayores y los más desvalidos. Eso sí, inciden en que para ello hay que introducir constantes "reformas" en la sociedad, buscar la "calidad" y apoyar el municipalismo.

El PP, tras declararse vinculado a un mundo "globalizado", a una Europa "de valores, unida, abierta y diversa" y a una Iberoamérica que tiene "una historia y un futuro común" con España, abre sus puertas a "todos los españoles que deseen sumarse a este proyecto".

"En el PP caben españoles de muchas tendencias, pero nunca opciones radicales --sentencian--. Todos somos necesarios en el empeño de llevar a cabo reformas que nuestro país necesita. La moderación y el diálogo son los instrumentos democráticos que utiliza nuestro partido. Con ellos realizamos nuestros mejores esfuerzos y asumimos, en el marco de la Constitución, nuestro compromiso con el futuro de España".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies