Correa recalca en el Congreso que ya está "claro" cómo pagaba el PP valenciano sus campañas electorales

Contador
Correa, ante la comisión de investigación sobre la caja b del PP
CONGRESO
Actualizado 06/02/2018 16:08:54 CET

El cabecilla de Gürtel da la razón al PP en que la comisión es "un poco paripé" y contesta a muchas preguntas pese a su aviso inicial

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El considerado cabecilla de la trama 'Gürtel', Francisco Correa, ha arrancado este martes su comparecencia ante la comisión que investiga la supuesta financiación ilegal del PP en el Congreso recalcando que ya está "claro" cómo pagaba el PP valenciano a su empresa los actos electorales que le organizó y remitiéndose a su declaración ante la Audiencia Nacional en la que confirmó que esos abonos se hicieron con dinero negro.

Así lo ha asegurado Correa por videoconferencia desde la cárcel de Valdemoro en la que cumple la condena de 13 años que le impuso hace uno el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJ-CV) por los amaños de los contratos de los expositores de Fitur. Además se encuentra a la espera de conocer la sentencia condenatoria por el primer juicio de la trama Gürtel relativo a los primeros años de su actuación (1999-2005).

Correa ha querido tomar la palabra antes de que comenzara el interrogatorio de los grupos para cerciorarse de que los comisionados tenían conocimiento del escrito que su abogado envió a la comisión la semana pasada avisando de que no iba a contestar a las preguntas que pudieran perjudicar a su defensa judicial.

El empresario ha explicado que su intención era colaborar con la comisión, pero que iba a seguir el consejo de su abogado. Aún así, ha recordado que en el juicio sobre la supuesta financiación ilegal del PP valenciano tanto él como otros diez empresarios reconocieron "claramente" hace dos semanas cómo pagaban a su empresa, Orange Market, los actos que organizaban para el partido en la Comunidad Valenciana,

EN CUANTO ACABE CON LOS JUICIOS, HABLA DE TODO

"Yo no les quiero hacer perder el tiempo, pero ya ha quedado muy claro en el tema de Valencia cómo nos abonaban", ha añadido, recordando también que ya compareció durante "13 o 14 horas" en sede judicial en 2016 explicando "cómo operaba el PP". Correa se ha remitido varias veces a esa declaración y también ha dejado claro que una vez que culmine su periplo judicial no tendría ningún inconveniente en volver al Congreso para responderles. "Me dan dos Cola-Colas Zero y estoy aquí 28 horas diarias", ha agregado tono soberbio.

El presidente de la comisión, Pedro Quevedo, le ha replicado que asumiendo su derecho a no contestar, era "necesario" que los portavoces le plantearan sus preguntas, y después le ha dado la palabra al socialista Artemi Rallo, quien ha protagonizado el enfrentamiento más duro con Correa.

Por ejemplo, se ha negado a reafirmar su declaración jucidial sobre las empresas que habrían hecho pagos al PP a cambio de adjudicaciones alegando que lo que pretendía Rallo era "hacer publicidad de este tema". "Pregúnteme temas nuevos", ha soltado al diputado.

"PREGÚNTEME TEMAS NUEVOS"

"Yo le pregunto lo que estimo conveniente", le ha contestado el socialista solicitando el amparo del presidente de la comisión. Después, tras varias evasivas y "no me acuerdo", el socialista le ha preguntado si se acordaba de la fianza millonaria que le han impuesto por unos delitos cuya imputación es estaba negando a reconocer.

Y también se ha enzarzado con el portavoz de Bildu, Oskar Matute, quien ha sacado a relucir el apodo de 'Don Vito' que se atribuye a Correa. Sin embargo, el compareciente ha dicho desconocer quién le llamaba así. "Será algo que se han inventado ustedes o algún periodista", ha recalcado, y también ha negado que sus socios fueran una panda de "bandoleros".

"Aquí no hay ningún delincuente, son todos personas honradas", ha subrayado, haciendo hincapié en uno de los argumentos que ha repetido durante toda su comparecencia, en la que ha incidido en que ellos eran empresarios "honestos" que cobraban por los trabajos que hacían para el PP porque de lo contrario tendría que "cerrar". "Pues qué injusta esta siendo entonces con ustedes la Justicia", ha apuntado Matute.

EL PP NO HACE PREGUNTAS

El cabecilla de Gurtel que ha llegado a invitar a los diputados a sus próximos juicios, ha afrontado estos dos primeros interrogatorios muy a la defensiva y apostillando los comentarios de sus interlocutores, pero después ha ido rebajando el tono, hasta el punto de que ha llegado a agradecer la "amabilidad" de algunos diputados como el portavoz de Unidos Podemos, Txema Guijarro.

Y al final ha acabado dando la razón a la representante del PP, Beatriz Escudero, quien no le ha formulado ninguna pregunta sino que ha dedicado su intervención a desacreditar el trabajo de la comisión de investigación y a acusar a la oposición de haber estado nueve meses "tergiversando" para "condenar no a personas concretas", sino al PP.

"Hoy hemos vivido una muestra más que de esto no es más que un espectáculo y de que no tienen el más mínimo reparto en convertir la sede de la soberanía nacional en un auténtico 'show'", ha sentenciado, recomendando a los diputados a los que achaca "complejo de jueces o fiscales" a prepararse la oposición, en lugar de hacer "juicio paralelos" en el Congreso.

"UNA COMISIÓN SIN LEY"

Y es que, a su juicio, la investigación sobre las cuentas de su partido se ha convertido un "juicio chabacano sin garantías" en el que "sólo es verdad" lo que afirma la oposición aunque sea basándose en asuntos que ya han sido archivados y "manoseando el Dercho y los derechos de forma vergonzosa y preocupante". "Esto es una comisión sin ley", ha remachado.

Escudero ha cargado especialmente contra Rallo, al que ha acusado de dar un "espectáculo" y ha preguntado por qué un compareciente que no tiene obligación de decir la verdad a un juez va a tener que tenerla con un diputado. "No todo vale bajo el paraguas de la inviolabilidad parlamentaria", le ha soltado, tildado de "dislate y desvarío jurídico" los trabajos de una comisión que el PP tiene recurrida ante el Tribunal Constitucional.

Justo después de reprochar a los portavoces de la oposición de esgrimir "recortes de prensa" para sacar "sus propias conclusiones" como si fueran "la verdad absoluta", Escudero ha hecho lo propio. "Aquí titulares tenemos todos", ha avisado, antes de leer noticias sobre la supuesta financiación ilegal del Podemos, las pegas que ha puesto el Tribunal de Cuentas a las de Ciudadanos o casos que han salpicado al PSOE.

El presidente de la comisión, Pedro Quevedo, ha pedido a Escudero que se ciñera "a la cuestión", pero su retahíla de titulares ha dado pide a Correa para incidir en uno de los argumentos que ha repetido a lo largo de toda su intervención: "Con esto queda claro que todos los partidos tienen un claro problema de financiación, que eso es un secreto a voces y que esto es todo un poco paripé", ha apuntado.

Quevedo ha tomado entonces la palabra para, aun reconociendo su derecho a decir lo que quiera, advertir al compareciente de que había hecho una "generalización temeraria e injusta". "Usted tiende a dar la sensación de que todo vale y algunos tenemos la sensación de que esto no es así, aunque garbanzos negros hay en todas partes", ha añadido Quevedo, quien antes de levantar la sesión a ha agradecido a Correa que al final haya colaborado con la comisión más de lo previsto.