Crespo dice que 'El Bigotes' es un "artista" capaz de arruinar una mina

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Crespo dice que 'El Bigotes' es un "artista" capaz de arruinar una mina

Publicado 27/10/2016 11:36:22CET

Asegura que la trama no contaba con tarjetas de créditos y que Izquierdo necesitaba su autorización para hacer pagos

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presunto 'numero dos' de la trama Gürtel, Pablo Crespo, ha destacado este jueves que el titular de Orange Market y uno de los responsables de la causa en la Comunidad Valenciana, Álvaro Pérez 'El Bigotes', era un "artista" que introdujo novedades en los mitines electorales pero también era una persona "capaz de arruinar una mina de oro".

Así lo ha dicho ante el tribunal que juzga a las 37 personas acusadas de participar en los primera época de la trama 'Gürtel' (1999-20005). Ha subrayado que Pérez era el jefe de producción, una "persona creativa, el mejor escenógrafo" que conoce y que consiguió que su empresa fuese "líder" en el sector.

En este sentido, ha destacado que introdujo "fórmulas novedosas" en los mitines como los escenarios circulares con gente detrás del interlocutor y que el primer mitin en el que se practicó fue con José María Aznar como presidente del Gobierno.

Aún así, ha destacado que era "un desastre" tanto en el trabajo como en lo personal, porque no entendía de logística ya que no tenía "límite para gastar", pues, en su opinión, era "capaz de arruinar una mina de oro". "Estoy seguro que el señor Pérez no sabe lo que es un balance".

NO HABÍA TARJETAS DE CRÉDITO

Crespo ha contestado también a las preguntas de la abogada defensora del contable de la trama José Luis Izquierdo y ha puesto de manifiesto que no tenía "ni la capacidad ni el carácter" necesario para tomar decisiones.

Sobre su formación ha explicado que Izquierdo no tiene más que los estudios primarios. "No tiene ni bachillerato ni nociones de contabilidad", ha dicho, para añadir que era "el último escalón, la base, ni siquiera era auxiliar administrativo" y sus funciones consistían en atender las cuestiones personales de Correa. "Recogía el correo, iba a los bancos y se dedicaba a tareas auxiliares", ha concretado.

Ha asegurado que en la trama no había tarjetas de créditos y que Izquierdo tenía que recibir autorización de Crespo para el pago de costes relacionados con las empresas que administraba y de Francisco Correa para cubrir algún gasto extra como comidas o invitaciones.

JORDÁN "FUE COGIENDO PESO"

Crespo ha contestado a las preguntas formuladas por el abogado de la administradora dee varias de las empresas de Correa, Isabel Jordán, y ha asegurado que "fue cogiendo peso" en cuatro compañías encargadas de la organización de eventos.

A partir del traslado físico de éstas a la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, Jordán fue asumiendo cada vez más labores, ha indicado el presunto número dos de la 'Gürtel'. "Dirigía y supervisaba todas la tareas. Era la persona de máximo nivel", ha indicado.

Crespo ha concretado que era ella la encargada de negociar con los proveedores y supervisar el día a día de la empresa y que fue sustituyéndole en estas tareas hasta que llegó un punto en el que él sólo se encargaba del control de la tesorería y la facturación del volumen global.

El presunto cerebro financiero de la trama, Luis de Miguel, que se ha defendido así mismo, ha hecho preguntas a Crespo para intentar exculpar su implicación en esta causa.

Entre ellas, le ha inquirido sobre si tuvo alguna participación en la concesión de créditos Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) en Castilla y León o si envió fondos al extranjero, lo que el 'número dos' de la Gürtel ha negado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies