El Cuartel General de Bétera da por finalizado el periodo de disponibilidad como fuerza de respuesta de la OTAN

Actualizado 15/02/2006 12:21:10 CET

VALENCIA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Cuartel General de Bétera dio ayer por finalizado el periodo de disponibilidad del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad (CGTAD) como Cuartel General del Mando Componente Terrestre de la Fuerza de Respuesta de la OTAN (NRF), según indicaron fuentes de esta organización.

Este concepto, creado por los jefes de Estado y Gobierno tal y como establecían en la Declaración de la Cumbre de Praga en noviembre de 2002, es una fuerza de carácter rotatorio, compuesta por elementos de tierra, mar y aire aportados por varias naciones de alianza y con capacidad para desplegar rápidamente, en un plazo de entre cinco y 30 días.

Así, España decidió formar parte de esta iniciativa y el Ejército asumió la responsabilidad de activar el Componente Terrestre de la quinta rotación de la NRF, contribuyendo con el Cuartel General (HQ NRF-LCC), el grueso de la Brigada NRF y otras fuerzas del Componente Terrestre.

El proceso de adiestramiento se inició con el ejercicio HIREX 03, desarrollado en el mes de octubre de 2003 en Mallorca y continuó con los ejercicios HALCON VIII, HIREX 04, COHESION 05 y Allied Action 05. Durante este último, indicaron las mismas fuentes, el Cuartel General del NRDC-SP se enfrentó al "gran desafío" de ser valiado como Mando del Componente Terrestre de la NRF-5. Así, una vez superada esta prueba, el CGTAD comenzó en julio su periodo de seis meses de alta disponibilidad para ser empleada por la OTAN.

Como consecuencia del "devastador" terremoto ocurrido el día ocho de octubre en la región de Pakistaní de Cachemira, la OTAN activó su fuerza de respuesta a petición del gobierno Pakistán. El CGTAD lideró el componente terrestre de esta misión de ayuda humanitaria, un elemento de mando avanzado o FCE fue desplegado en Pakistán al mando del General y jefe de la División de operaciones del CGTAD, José Antonio Bautis.

A este destino, se sumaron un total de 1.000 soldados del contingente terrestre de distinta nacionalidad, y España aportó 370 para la operación, a los que se agregaron esporádicamente elementos que facilitaron el despliegue y repliegue.

Tras completar el regreso del personal del CGTAD, el Teniente General José Javier Arregui anunció oficialmente la finalización del periodo de disponibilidad como NRF y la desactivación del contingente desplegado en Pakistán. Así, en el acto militar participaron personal de la Brigada de Transmisiones, del Batallón de apoyo y del propio CGTAD.

El resto de las unidades españolas que tomaron parte en el periodo de asignación como NRF realizaron ceremonias similares con la misma finalidad, concluyeron las citadas fuentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies