Los cuatro detenidos por homenajear a la etarra González Peñalba, en libertad tras declarar ante la Guardia Civil

Publicado 20/03/2018 17:54:59CET

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El histórico etarra José Antonio López Ruiz, alias 'Kubati', y las dirigentes de la izquierda abertzale Oihana Garmendia, Miren Zabaleta y Olatz Dañobeitia, han quedado en libertad tras ser detenidos y prestar declaración ante la Guardia Civil por un delito de enaltecimiento del terrorismo por el homenaje brindado a la miembro de ETA Belén González Peñalba, han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Los cuatro arrestados quedaron en libertad a primera hora de la tarde tras prestar declaración en el cuartel de la Guardia Civil de Intxaurrondo. Las diligencias practicadas se enviarán a la Audiencia Nacional, que decidirá si abre causa por el homenaje brindado el 26 de noviembre a la etarra González Peñalba, que había fallecido por una enfermedad días antes.

Según informó el Ministerio del Interior en un comunicado, las detenciones se enmarcan dentro de las actuaciones realizadas por la Guardia Civil, coordinadas por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, sobre posibles casos de enaltecimiento del terrorismo y que puedan suponer una humillación hacia las víctimas.

El operativo desarrollado en el País Vasco y Navarra, bautizado como 'Aurresku-Carmen', es consecuencia del homenaje a la miembro del 'comando Madrid' fallecida el 16 de noviembre de 2017. Tras su muerte, sectores de la izquierda abertzale organizaron el pasado 26 de noviembre un homenaje a la fallecida en el frontón municipal de Lazkao (Guipúzcoa) que, según los investigadores, constituyó un acto de ensalzamiento de su trayectoria dentro de la banda terrorista ETA.

En el acto, al que asistieron destacados dirigentes de la izquierda abertzale como Arnaldo Otegi, se recordó la trayectoria de esta etarra que en 1987 formó parte de la primera negociación con el Gobierno. Tras fracasar el diálogo del proceso de Argel, González Peñalba fue uno de los etarras deportados a la República Dominicana.

Entre los arrestados en la operación 'Aurresku-Carmen' figura 'Kubati', que participó en numerosos atentados y asesinó, entre otras personas, a la también etarra Dolores González Catarain, alias 'Yoyes', por discrepar de las directrices de ETA. Este histórico etarra fue uno de los beneficiados con la derogación de la doctrina Parot.

Diferentes plataformas ligadas a la izquierda abertzale adelantaron la detención de las otras tres personas, la responsable de Sortu en Navarra Miren Zabaleta; la portavoz habitual de Kalera Kalera, que reclama el traslado de presos de ETA a cárceles vascas, Oihana Garmendia, y Olatz Dañobeitia, quien fue procesada en el pasado por formar parte de la dirección de la ilegalizada Batasuna junto a Arnaldo Otegi.

Zabaleta ha sido detenida en Pamplona, mientras que Dañobeitia ha sido arrestada en Bilbao. Garmendia, natural de Santurtzi, habría sido arrestada por efectivos del Instituto Armado esta mañana en la localidad vizcaína de Gernika, según estas plataformas ligadas a la izquierda abertzale.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) había solicitado a la Audiencia Nacional la prohibición del acto de despedida a Belén González Peñalba, que falleció el 16 de noviembre de cáncer en San Sebastián, donde cumplía condena "atenuada" en su domicilio desde 2009 a causa de la enfermedad.

Otras organizaciones como Covite han impulsado diferentes denuncias por los 'ongi etorri' patrocinados en muchas ocasiones por ayuntamientos gobernados por la izquierda abertzale, y en los que a veces participaban niños. Según sus datos, en 2017 se celebraron 47 recibimientos a etarras en el País Vasco y Navarro.

Este pasado lunes Covite pidió al Comisario Europeo de Derechos Humanos que se "pronuncie" y se dirija a los poderes públicos españoles y vascos para que pongan fin a la "impunidad" de los homenajes públicos a etarras cuando salen de la cárcel.

La iniciativa era continuación de otras denuncias como la de la eurodiputada de UPyD Maite Pagazaurtundua, que llevó el informe de Covite a la Comisión de Terrorismo de la Unión Europea.