Los ex presos que iban a llegar hoy a España lo harán entre mañana y el viernes por falta de plazas en el avión

Actualizado 20/07/2010 12:04:31 CET

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los ocho ex presos políticos cubanos liberados por el régimen de Raúl Castro por mediación de la Iglesia Católica cubana y cuya llegada a Madrid estaba prevista para este martes lo harán entre mañana miércoles y el viernes debido a la escasez de plazas suficientes en el avión, según informaron fuentes diplomáticas a Europa Press.

En un principio estaba prevista su llegada al aeropuerto de Barajas en un vuelo regular procedente de La Habana acompañados por unos 35 familiares, según informaron este lunes fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores a Europa Press. No obstante, según las citadas fuentes, no fue posible encontrar plazas suficientes para ellos y sus familiares debido a la actual época de vacaciones.

Los ocho ex presos son Manuel Ubals González, condenado a 20 años y activista del Club de Presos y ex presos políticos de la provincia de Guantánamo; Ricardo Enrique Silva Gual (10 años), médico y miembro del Movimiento Cristiano Liberación; Alfredo Manuel Pulido López (14 años), también médico y miembro del citado movimiento que lidera Oswaldo Payá.

Asimismo, está prevista la llegada de Blas Giraldo Reyes Rodríguez, condenado a 25 años y director de la biblioteca independiente '20 de mayo'; Jorge Luis González Tanquero (20 años), miembro del movimiento independentista Carlos Manuel de Céspedes; José Ubaldo Izquierdo Hernández (16 años), periodista independiente; Arturo Pérez de Alejo Rodríguez (20 años), presidente de la organización independiente de Derechos Humanos 'Escambay'; y Antonio Ramón Díaz Sánchez (20 años), miembro del Movimiento Cristiano Liberación.

De todos ellos, sólo tres figuran en la lista de 26 presos políticos cuya liberación inmediata por problemas de salud reivindicó en su momento el periodista independiente Guillermo Fariñas en la huelga de hambre que mantuvo durante algo más de cuatro meses y que depuso después de que el Arzobispado de La Habana anunciara el pasado 7 de julio que el Gobierno cubano iba a poner en libertad a los 52 presos políticos de los 75 intelectuales, periodistas y opositores detenidos durante la Primavera Negra de marzo de 2003.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies