Dastis avisa de que las ciberamenazas no vienen de "un solo país", aunque algunos gobiernos apuntan a Rusia

ALFONSO DASTIS
EUROPA PRESS
Actualizado 24/11/2017 17:57:35 CET

BRUSELAS, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha admitido que en la cumbre de este viernes entre la UE y los socios del Este se ha abordado "la preocupación por las cuestiones de ciberseguridad" y varios países han hecho referencia "específica" a Rusia, aunque ha avisado de que las ciberamenazas no vienen de "un solo país".

"Ha habido distintas referencias por parte de distintos jefes de Gobierno. (*) en el marco de la preocupación por las cuestiones de ciberseguridad. Sí ha habido alguna referencia específica" sobre Rusia, ha explicado Dastis al término de la cumbre entre los Veintiocho y seis socios del Este de la Asociación Oriental (Ucrania, Georgia, Moldavia, Bielorrusia, Armenia y Azerbaiyán).

Dastis ha insistido en que se trata de "una amenaza que no hay que circunscribir a un solo país", al ser preguntado por la decisión de los líderes de ambos bloques de evitar hacer ninguna referencia directa a Rusia en la declaración conjunta que han aprobado al término de la cumbre. "No es una cuestión de querer molestar o no", ha zanjado.

El jefe de la diplomacia española ha evitado por su parte señalar de manera específica a Rusia durante su intervención a pesar de que el Gobierno español ha alertado en las últimas semanas a sus socios de la Unión de la "manipulación y desinformación" sobre el proceso soberanista en Cataluña desde territorio ruso a través de cuentas y perfiles falsos, si bien ha admitido no tener pruebas que confirmen que el Gobierno ruso estaría detrás.

"Estas amenazas como ciberataques, trascienden las fronteras nacionales", alertó el jefe de la diplomacia española durante su intervención en la cumbre, apelando a la necesidad de "defender" los valores europeos y la política de vecindad, han informado fuentes de Exteriores.

POLONIA, RUSIA Y ALEMANIA

Los países que se han expresado de forma más dura sobre la actitud de Rusia han sido Polonia, así como Reino Unido y Alemania, han explicado fuentes europeas y diplomáticas.

"Debemos mantener los ojos abiertos a las acciones hostiles de países como Rusia, que amenazan el potencial de crecimiento de este vecindario y que intentan romper nuestra fuerza colectiva", reclamó la 'premier' británica, Theresa May, en declaraciones a la prensa a su llegada a la cumbre entre los Veintiocho y seis socios del Este de Europa que participan en la Asociación Oriental.

Los líderes de los Veintiocho y de Ucrania, Georgia, Moldavia, Armenia, Azerbaiyán y Bielorrusia han acordado este viernes garantizar "una cooperación efectiva" para "reforzar la ciberseguridad", "atajar las amenazas híbridas", "reforzar los esfuerzos de comunicación estratégica y trabajar para promover la visibilidad de la cooperación entre la UE y los países de la Asociación Oriental, así como para elevar el conocimiento público sobre la desinformación y exponerla".

La comunicación estratégica ha cobrado una importancia creciente a la luz de las denuncias sobre la presunta injerencia desde Rusia para desestabilizar los países bálticos y más recientemente los procesos electorales en Francia y en el proceso soberanista catalán a través de campañas de desinformación. Ucrania y los países bálticos también han apuntado a Moscú como responsable de ciberataques a sus países, algo que Moscú niega.