Dastis avisa a Gibraltar contra las "amenazas" y dice que Londres está siendo "constructivo"

El ministro Alfonso Dastis y el diputado del PP Pablo Casado en el Congreso
EUROPA PRESS
Publicado 20/03/2018 13:34:04CET

Ve posible un acuerdo antes de octubre que permita que el periodo transitorio del Brexit se aplique al Peñón

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ha avisado este martes de que si Gibraltar opta por "amenazar con acciones legales y otras cosas como la rescisión de los contratos de los trabajadores que cruzan la Verja" serán ellos los que pongan en peligro la relación futura tras el Brexit. En cambio, asegura que Londres está teniendo una actitud "constructiva".

"Ese (las amenazas) no es mi discurso, si ellos lo hacen así son ellos los que ponen en peligro el futuro de la relación", ha dicho en una comparecencia en la Comisión Mixta Congreso-Senado para la UE a preguntas de los parlamentarios.

Dastis ha incidido en que la prioridad española en las negociaciones del Brexit -y también en el aspecto de Gibraltar-- son los trabajadores: "Queremos que no haya efectos negativos en su situación y si podemos mejorarla lo vamos a intentar". Así, el Gobierno español tendrá una actitud "pragmática", si bien sin renunciar a la reclamación española de soberanía sobre el Peñón.

En la negociación del Brexit, la UE ha decidido que los acuerdos de la relación futura con Reino Unido, y también el periodo transitorio, solo se aplicarán al territorio de Gibraltar si hay un acuerdo bilateral entre Londres y Madrid, y el Gobierno español quiere "resolver una serie de problemas irritantes".

Según ha explicado, hay negociaciones para una utilización conjunta del aeropuerto de Gibraltar -que está ubicado en el istmo, una zona que España considera ocupada porque no se cedió en el Tratado de Utrecht-- para beneficiar la actividad económica en la zona. "Si no es posible ya veremos que hacemos", ha dicho.

"SABEN LO QUE ESTÁ EN JUEGO"

Pero además, el Gobierno español quiere acabar con el contrabando de tabaco, más transparencia fiscal y resolver cuestiones medioambientales. El ministro ha asegurado que ve una "actitud receptiva y constructiva de parte británica", probablemente porque "saben lo que está en juego", así que se ha mostrado confiado en que antes de octubre haya un acuerdo "que posibilite la aplicación (a Gibraltar) del periodo transitorio", y luego ya se verá en la relación futura.

Defendiendo que el Brexit plantea a la vez un reto y una oportunidad en lo relativo a Gibraltar, ha avisado de que "no se puede excluir que haya algún problema" al que, llegado el caso, el Gobierno reaccionará "de la mejor manera posible".

A Gibraltar se han referido prácticamente todos los portavoces parlamentarios, y el ministro ha dicho estar de acuerdo con la posición expresada por el socialista José Montilla, que ha pedido apostar por una "solución pragmática" y no contaminada por posiciones nacionalistas, es decir, sin "entrar el trapo de las declaraciones que se hacen al otro lado".

En su opinión, España no resolverá la "cuestión de fondo" --la soberanía-- aprovechando el Brexit, porque eso daría argumentos a los "nacionalistas más recalcitrantes", pero sí puede "reequilibrar" las condiciones que tuvo que aceptar al entrar en la entonces CEE en 1986.

1.500 CONSULTAS ELECTRÓNICAS EN EL CONSULADO

En cuanto a los españoles que residen en Reino Unido, ha destacado que el Gobierno británico ha aceptado conceder los mismos derechos a los europeos que se desplacen al país durante el periodo transitorio. También ha puntualizado que el acuerdo contiene términos "extremadamente precisos para que los ciudadanos puedan invocarlos directamente ante los tribunales"

Por otro lado, ha defendido la gestión que está haciendo el consulado español en Londres. En concreto, ha precisado que éste ha resuelto más de 1.500 consultas electrónicas y ha mantenido 200 citas presenciales.

Además, ha desvelado que la semana pasada el embajador convocó una reunión, con más de 150 asistentes, con representantes del Ministerio del Interior británico y de su departamento para el Brexit, para dar respuesta a las preocupaciones ciudadanas. Según ha dicho, esta es ahora la preocupación principal de la embajada española.

Con todo, la portavoz de Podemos, Idoia Villanueva, ha pedido al Gobierno que no olvide "el derecho al retorno" de los "cientos de miles" de españoles que tuvieron que emigrar desde 2010 y ha aprovechado para reclamar que no se use el Brexit para justificar un futuro presupuesto europeo que sea "insuficiente" para la política agrícola y de cohesión.

INCERTIDUMBRE DEL VOTO PARLAMENTARIO

Sobre el conjunto del Brexit, ha admitido "la incertidumbre" de que el acuerdo final sea sometido a una votación en el seno del Parlamento británico. "No es seguro que el acuerdo salga al cien por cien en los términos en que está hoy, nosotros queremos que así sea porque lo hemos negociado y cualquier disrupción afectaría negativamente a nuestros objetivos", ha señalado.

En este momento, ha dicho, en Londres hay "un equilibrio inestable", porque el Gobierno "se ha puesto básicamente de acuerdo y apoya la posición de Theresa May" pero eso no es extensible a todos el Partido Conservador ni al Laborista.

Por otro lado, ha reconocido que la salida británica plantea una oportunidad para la defensa europea, un proyecto al que Reino Unido siempre se sumó "a regañadientes". En el último año, con Londres con una posición "congruente" con su próxima salida, el resto de socios europeos han avanzado más que en toda su historia.