Dastis defiende a los consulados con el voto exterior en elecciones, mientras PDeCAT ve "indolencia" o "mala fe"

Alfonso Dastis en la sesión de control al Gobierno en el Congreso
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 21/03/2018 14:44:05CET

El ministro cree que el problema de fondo está en la ley y en los servicios postales extranjeros, donde el Gobierno no puede influir

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ha defendido este miércoles el esfuerzo que han hecho los servicios consulares en las elecciones celebradas desde la reforma de 2011, frente al portavoz adjunto del PDeCAT, Jordi Xuclà, que ha acusado a los funcionarios de "indolencia" e incluso ha hablado de la posibilidad de "mala fe".

Para Xuclà, "la insuficiente capacidad de algunos funcionarios públicos del Ministerio de Exteriores para ejercer sus nuevas funciones" es "el eslabón débil" de la reforma electoral de 2011, en la que se negó a los emigrantes el voto en las elecciones municipales y se les obligó a solicitarlo --el llamado voto rogado-- en cada convocatoria de generales y autonómicas.

Aquella reforma hizo caer en picado el voto exterior, y en las generales de 2016 solo votó un 6,3 por ciento del Censo de Residentes Ausentes (CERA), una situación que ha hecho a los partidos replantearse el sistema y así se está discutiendo en una subcomisión en el Congreso.

Interpelado en el Pleno de la Cámara, Dastis ha asegurado que se hará lo posible por corregir los "fallos o errores concretos", pero ha avisado de que no aceptará "que se ponga en cuestión, en una especie de causa general, la profesionalidad y dedicación del servicio consular".

ACUSACIONES INJUSTAS

Para el ministro, se trata de acusaciones "injustas", porque, en realidad, se tomaron medidas concretas para facilitar la participación. "Sigo sin aceptar que el Ministerio haya dificultado el ejercicio del derecho de voto mediante la actuación de los cónsules", ha remachado.

Según ha detallado, en los procesos electorales se asegura la presencia de los cónsules en los días clave del proceso y se establecen servicios mínimos allá si hay huelga --como sucedió en el consulado de Sidney durante las elecciones catalanas del 21D--.

Además, se han se creado equipos electorales en embajadas y consulados para garantizar el cumplimiento de las normas, se hace un esfuerzo particular de comunicación y resolución de consultas, se facilita la descarga de documentos desde las páginas web y se ponen en marcha valijas diplomáticas urgentes y convenios de franqueo.

Xuclà ha desgranado en la tribuna del Congreso casos particulares de personas que no pudieron ejercer su derecho al voto el 21D, especialmente porque no recibieron a tiempo la documentación necesaria para votar. En México, Arabia Saudí, Ecuador, China pero también en lugares más cercanos como Alemania o Suecia se detectaron problemas que impidieron el voto.

LOS PLAZOS DEL VOTO ROGADO ENCAJAN MAL EN LOS 54 DÍAS

Para Dastis, el motivo principal de los problemas es que "el voto rogado exige un tiempo considerable", que encaja difícilmente con los 54 días del proceso electoral, y a ellos se suma su "enorme dependencia" de los servicios postales extranjeros. Exteriores, ha enfatizado, "no interviene de ninguna forma en los envíos de documentación electoral desde España", y tampoco puede "fiscalizar" servicios de correos de otros países.

"Sé que algunos consideran al Estado español casi omnipresente y omnipotente en su afán limitador de derechos, pero aunque así fuera no puede influir en los servicios postales de 191 países", ha resumido. Así, ha apuntado que el papel de los servicios postales extranjeros es algo que deben tener en cuenta los diputados cuando planteen su propuesta de reforma.

"LA LLAVE A UNA SOLUCIÓN LA TIENE EL PARLAMENTO"

De hecho, ha subrayado que es el poder legislativo quien tiene en su mano resolver "las dificultades que plantea el régimen de voto rogado" y que los servicios consulares están haciendo todo lo que la ley les permite. "La llave para una solución duradera del problema reside en este Parlamento", ha remachado.

Xuclà, que ha reconocido que en 2011 su grupo votó a favor de la hoy denostada reforma, ha apuntado que "rectificar es de sabios" y se ha mostrado partidario de una nueva reforma que entre en vigor antes del próximo proceso electoral.

Además, ha pedido que se reflexione sobre la representación de los españoles en el exterior y ha resucitado la idea de la circunscripción electoral específica para los emigrantes tal como tienen países como Francia o Rumanía.