Dastis insta a Venezuela a rebajar la "verborrea" y avisa: las elecciones no serán justas si no puede estar la oposición

Alfonso Dastis en el Congreso
EUROPA PRESS
Publicado 29/01/2018 9:43:03CET

Avanza que el Gobierno quiere discutir con los Veintiocho la posición sobre los comicios presidenciales

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ha afirmado este lunes que "lo primero que tiene que hacer el Gobierno de Venezuela es rebajar esa narrativa y esa verborrea" hacia España. Además, ha advertido al Gobierno de Caracas que las elecciones presidenciales "no serán justas ni equitativas" si no puede presentarse la oposición.

"Ha habido insultos y una retórica que es totalmente sin fundamento, lo mejor, por lo tanto es que las aguas vuelvan a su cauce", ha dicho en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press.

Dastis ha confirmado que, desde que el Gobierno de Venezuela declaró 'persona non grata' al embajador español el pasado jueves y el Ejecutivo español respondió con la misma medida, no ha habido ningún contacto entre Madrid y Caracas. Eso sí, ha insistido en que no fue España quien "auspició" esa decisión, que le sigue pareciendo injustificada, y que Madrid solo actuó "en reciprocidad estricta".

Ahora, ha explicado que las embajadas siguen abiertas, dirigidas por encargados de negocio, y que España intentará que las relaciones "discurran por los cauces más sensatos y civilizados posibles" y seguir trabajando para proteger a los nacionales españoles.

El ministro ha confiado en que la tensión no vaya más allá y se llegue a una ruptura de relaciones diplomáticas, porque "no hay razón para ello", sino más bien al contrario: "En situaciones de tensión hay que multiplicar la diplomacia por cauces sensatos y cautelosos y mantener el diálogo". Sin embargo, ha admitido que "garantizar al cien por cien las cosas es un poco arriesgado".

En cuanto a la posibilidad de que todos los países de la UE tomen medidas de reciprocidad con Venezuela, como ha apuntado el PPE, ha señalado que será al partido a quien le corresponderá hacer esas gestiones con los diferentes gobiernos y ha recordado que España no es quien ha tomado la iniciativa de declarar persona non grata a un diplomático. Con todo, también ha confiado en que todos los países de la UE sigan detrás de la decisión de imponer sanciones al régimen de Nicolás Maduro --que es el asunto que ha motivado el enfado de Caracas--.

APOYO AL DIÁLOGO E INFLUENCIA DE CUBA

En cuanto a si el Gobierno español sigue apoyando las gestiones del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero para alentar diálogo entre Gobierno y oposición, ha señalado que lo que avala son "los múltiples intentos de diálogo" para encontrar una salida democrática y negociada a la crisis, y por tanto apoya todos los que intentan ese diálogo, en primer lugar al presidente de la República Dominicana, Danilo Medina. También ha reconocido que el Gobierno intenta que Cuba, que tiene "cierta influencia" en Venezuela, contribuya a ese clima de diálogo.

Y, en ese empeño de una solución democrática, ha reconocido que las elecciones presidenciales anunciadas por Maduro para antes del 30 de abril "no tienen buena pinta" y no solo por la aceleración con la que se han convocado sino por "las restricciones que se están poniendo para que concurran a ellas las fuerzas de oposición".

Con todo, antes de anunciar un no reconocimiento de los comicios -como ya ha hecho el presidente argentino, Mauricio Macri--, ha señalado que el Gobierno quiere "esperar acontecimientos" y discutirlo en el seno de los Veintiocho para seguir manteniendo una posición de "consenso", tal como sucedió con el no reconocimiento de la Asamblea Constituyente.

Eso sí, ha reconocido que de momento el Gobierno es "bastante escéptico" sobre las elecciones porque "si se restringen los derechos de sufragio pasivo de la oposición no parece que uno pueda hablar de elecciones justas y equitativas".