Diputados del PSOE vieron a Rajoy más conciliador y creen que en esta legislatura serán posibles los acuerdos

Actualizado 09/04/2008 21:30:01 CET

Algunos creen que habrá confrontación, pero "de más calado político" y otros que antes o después el PP volverá a la crispación

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El debate de investidura y, en especial, el discurso de Mariano Rajoy, ha dejado a los diputados socialistas con la sensación de que en la próxima legislatura será posible llegar a acuerdos con el PP y de que su líder se mostró "más conciliador", aunque no todos son tan optimistas y algunos advierten de que los debates parlamentarios serán muy duros.

"Será posible tejer acuerdos, pero habrá mucha confrontación. Eso sí, la confrontación será en asuntos de más calado político, como la economía, o la Justicia, ya no cabe la demagogia y las acusaciones del tipo 'se rompe España", afirmó un diputado consultado por Europa Press. "Aunque el fondo sigue siendo el mismo, en las formas fue menos agresivo", señaló otro.

En opinión de un miembro del Gobierno en funciones, "Rajoy estuvo más tranquilo y moderado". "Esperemos que siga ese camino", agregó. Esa fue la línea expresada también por el portavoz parlamentario socialista, José Antonio Alonso que, en declaraciones al término del debate, afirmó haber visto "cierta receptividad" para alcanzar acuerdos en los temas de Estado y confió en que "los hechos confirmen esa primera impresión".

En opinión de otro diputado que ha llevado a cabo negociaciones con el PP, Rajoy se mostró en su discurso "más conciliador" y dispuesto a llegar a acuerdos que hace cuatro años porque los 'populares' "han sido derrotados en las urnas y no tienen más remedio que cambiar". A su juicio, el nombramiento de una nueva dirección en el grupo parlamentario con Soraya Sáenz de Santamaría es también un signo de cambio.

En cambio, otro diputado y miembro de la Ejecutiva del PSOE se mostró convencido de que la legislatura comenzará con algún acuerdo entre los dos grandes partidos para luego volver a la misma línea de crispación. En la misma línea, otro dirigente consideró "preocupante" que, en los primeros días de legislatura, el PP esté tratando de vincular la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Tribunal Constitucional con una reforma más amplia de la Justicia.

RAJOY, "FLOJO", HABLÓ "PARA LOS SUYOS"

En todo caso, los diputados consultados coincidieron en decir que vieron a Rajoy "flojo" en su discurso y que no fue capaz de presentar una alternativa de Gobierno. En opinión de uno de ellos, Rajoy "se equivocó de debate, pensó que era un debate sobre el estado de la nación y se dedicó a hablar de cosas puntuales, no a plantear una alternativa".

"Ayer Rajoy hablaba sobre todo para los suyos, era un día de propuestas, y no las hizo", consideró otra parlamentaria. En la misma línea, algunos creen que la tónica de la legislatura no se verá, como poco, hasta que pase el Congreso convocado por el PP a finales de junio y al que se presentará Rajoy para revalidar su liderazgo.

De hecho, en los corrillos de parlamentarios socialistas después del debate de investidura se destacaba que el PP y Mariano Rajoy tienen mucho camino que recorrer hasta las elecciones de 2012. Antes de entonces habrá otras citas electorales en el País Vasco, Galicia, al Parlamento Europeo y Cataluña, además de municipales y autonómicas en 2011, hitos que servirán como termómetro de la evolución del PP y del liderazgo de Rajoy.