El debate sobre la fusión de cajas andaluzas se reabre con apoyos y negativas por parte de partidos, cajas y sindicatos

Actualizado 19/10/2008 18:55:17 CET

SEVILLA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El debate sobre la fusión de cajas de ahorros andaluzas en una gran caja se reabrió esta semana con motivos de las declaraciones del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que indicó que es "probable" que se produzca un proceso de fusiones en el sistema financiero español, acelerado por la crisis actual, y el presidente de la Junta, Manuel Chaves, quien advirtió de la necesidad de que en tiempos de crisis financiera las fusiones entre cajas de ahorros andaluzas son "necesarias", por lo que aseguró que desde el Gobierno andaluz se dará un "impulso político" para intentar que a lo largo de la actual legislatura se puedan iniciar nuevos procesos de fusión.

La idea de fusiones para una gran caja andaluza se ha ido reabriendo en los últimos años y siempre ha suscitado apoyos y negativas por parte de los diversos agentes que intervendrían en este proceso, esto es, partidos, sindicatos y las propias entidades financieras, desde que a finales de los años 90 la entonces consejera de Economía y Hacienda, Magdalena Álvarez, asegurara que la Junta pretende impulsar una única caja "por el bien de las propias entidades y de Andalucía".

Posteriormente, el propio Manuel Chaves y el actual vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, comenzaron a apuntar en repetidas ocasiones la necesidad de emprender el camino hacia una "gran caja", toda vez que ya se inició con éxito el proceso de fusión de El Monte y San Fernando en Cajasol.

Precisamente, con el debate que ahora se reabre, tanto el propio Griñán como el vicesecretario general del PSOE-A, Luis Pizarro, se comprometieron a emprender el proceso para promover una gran caja andaluza, pero advirtieron de que dicho proceso no se podrá llevar a cabo "hasta que no se culmine la fusión de El Monte y Caja San Fernando en Cajasol", algo que no se culminará hasta la primavera de 2009.

Pizarro de hecho se comprometió a promover un "gran pacto" con partidos, sindicatos y demás instituciones con representación en las cajas de ahorros andaluzas para crear una gran caja andaluza, aunque el PP-A rechaza que se acometan fusiones entre cajas de ahorros "por criterios políticos", sino siguiendo "criterios profesionales y de eficiencia". En ese sentido, el presidente del PP-A, Javier Arenas, confió esta semana en que "ningún listo" aproveche la situación de crisis para reflotar las "operaciones políticas" que la Junta intentó en su día llevar a cabo en relación con las cajas y que fueron "derrotadas".

Por su parte, el coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, también se pronunció esta semana sobre el tema y valoró positivamente el hecho de que Manuel Chaves coincida con IU en que "hay una necesidad de una nueva regulación del mercado financiero andaluz y de impulsar los procesos de fusiones y el reforzamiento del sistema financiero, a través de sus cajas de ahorro". En declaraciones a Europa Press, Valderas consideró necesaria la creación de una nueva Ley de Cajas en Andalucía, ya que, según dijo, "la situación que vivimos muestra que la ley actual es estrecha y que se necesita ampliarla con una nueva visión del papel que tiene que desempeñar el sector del ahorro en Andalucía".

OPINIÓN DE LOS SINDICATOS

En cuanto a la opinión de los sindicatos, que se encuentran representados en los órganos de gobierno de las cajas de ahorros, el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, se mostró esta semana partidario de que se produzcan fusiones entre entidades "para salir con fuerza" de la crisis financiera y destacó la necesidad de que se cree una gran caja andaluza que "esté comprometida con una función social que vaya más allá de del mero beneficio", de modo que "sea capaz de inyectar dinero en proyectos que hagan cambiar nuestro modelo de crecimiento".

Por su parte, el sindicato UGT-A reconoció que la influencia política en el sistema financiero existe, aunque consideró que los asuntos políticos "no pueden tener un peso definitivo en las fusiones entre cajas de ahorros que se decidan acometer y debe primar exclusivamente la viabilidad financiera de los participantes y la entidad que resulte". Consideró que en los procesos de fusión que se acometan "debe prevalecer el interés financiero ante cualquier unión" y advirtió de que va a ser "beligerante" para que se mantengan los puestos de trabajo en el proceso de fusión y en la entidad resultante.

POSICIONAMIENTO DISPAR DE LAS CAJAS

Ante el debate reabierto esta semana, de las cinco cajas de ahorros andaluzas --Unicaja, Cajasol, CajaGranada, CajaSur y Caja de Jaén--, tan sólo CajaSur ha decidido pronunciarse y fuentes de la entidad apuntaron a Europa Press que no está preparando en la actualidad ningún proyecto de fusión con otras cajas y que, de igual forma, tampoco es algo que se haya planteado llegar a hacer.

No obstante, la mayor parte de cajas andaluzas se han pronunciando en otros momentos en los que el debate ha estado sobre la mesa. De esta forma, el presidente de CajaGranada, Antonio-Claret García, ya indicó en varias ocasiones, la última de ellas en septiembre de este año, que su entidad "no va a concurrir a ninguna fusión con otra entidad en la que no seamos cabecera" de la misma y aseguró que nunca ha tenido "presiones políticas" para acometer una fusión en ese sentido.

Por su parte, el presidente de Unicaja, Braulio Medel, en febrero ya consideró "favorable" fusionar las cajas andaluzas y recordó entonces que la posición de Unicaja es "muy conocida" y se inclinó hacia una mayor concentración del sistema financiero andaluz, aunque advirtió de que este tipo de iniciativas "hay que definirlas muy bien estratégicamente y aplicarlas mejor". Medel marcó además el futuro próximo como "el mejor momento para llevarlo a cabo", ya que apuntó que "los tiempos próximos son un caldo de cultivo muy propicio para este tipo de integraciones financieras, ya que en momentos de bonanza económica los requisitos son menos estrictos, que en los de menor bonanza".

También en febrero, una de las ocasiones en las que se reabrió el debate, desde Cajasol se apuntó que la "máxima prioridad" de la entidad es consolidar su fusión, mientras que uniones con otras cajas "no están hoy como objetivo prioritario".

Por último, el pasado mes de febrero el presidente de Caja de Jaén, José Antonio Arcos Moya, consideró, en declaraciones a Europa Press, que esta entidad, "aunque no es sustancial y es pequeña", debe estar presente en las operaciones de fusión "que sean lideradas por las grandes" para crear una gran caja en Andalucía. En ese sentido, reconoció que su caja "tiene muchos pretendientes y todos nos quieren 'poner un piso'", aunque reconoció que no hay actualmente ninguna propuesta formal ni se ha estudiado esa posibilidad por parte de la caja.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies