El PSOE acusa al PP de "romper el consenso" con su resolución sobre ETA sólo porque "ha perdido el debate"

Actualizado 03/06/2006 17:04:20 CET

López Garrido tilda a los 'populares' de "irresponsables" y asegura que la comparecencia de Zapatero "no va a dilatarse mucho"

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, acusó hoy al PP de "romper el consenso" que debe guiar la gestión del alto el fuego de ETA con la presentación de una resolución "inasumible" sobre este asunto en el marco del Debate sobre el estado de la Nación. A su juicio, el texto del PP es su reacción a la constatación de que "han perdido" el debate de política general.

En una rueda de prensa en la sede federal del PSOE, López Garrido denunció que la moción registrada "por sorpresa" por el PP, que se votará el martes en el Pleno del Congreso, contiene unos planteamientos "que no se corresponden con los mínimamente exigibles para llevar a cabo un proceso de paz", se "aleja del sentido común" y es "inasumible" para quien quiere afrontar "en serio" esta nueva etapa.

"No es razonable romper el consenso por haber perdido el debate. No tenemos derecho a defraudar las esperanzas del pueblo español", sentenció, a la vez que acusó al PP de haber roto el consenso que, según dijo, se había alcanzado para que no se registrasen resoluciones sobre este tema porque lo "lógico" era esperar a la comparecencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Congreso.

Así, invitó a los 'populares' a "reflexionar" y "reconducir" su actitud en lugar de usar "pretextos" como la anunciada reunión entre el PSE-EE y Batasuna para romper el consenso y les reprochó que, en lugar de sumarse a la resolución aprobada hace un año por el resto de grupos, haya presentado su texto de forma "unilateral".

"NO ES LEAL CON EL PACTO ANTITERRORISTA"

"En vez de sumarse a ese consenso lo rompe", aseveró el portavoz socialista, quien destacó que la actuación del PP no es "leal" con el Pacto antiterrorista y es "contradictoria" porque, mientras por un lado reivindican el consenso, por otro presentan un texto que supone "la negación" del mismo.

López Garrido hizo hincapié en que la resolución del PP es "inviable" y no puede ser compartida por el resto del arco parlamentario. Aunque todavía no ha tomado una decisión y lo hará tras consultar al resto de grupos, el PSOE no descarta enmendar la propuesta del PP. "Puede haber una enmienda o cualquier otra cosa", apuntó el dirigente socialista, quien insistió en que será Zapatero el que decida cuándo acude al Congreso, aunque avanzó que la cita "no va a dilatarse mucho".

El portavoz socialista se afanó en su intervención en justificar la decisión del secretario general del PSE-EE, Patxi López, de reunirse con Batasuna. Reiteró que el objetivo de esa entrevista es decir claramente a la formación ilegalizada que "la única vía posible para entrar en el juego democrático y en una mesa de partidos es la legalidad". "Se le va a decir que tiene que cumplir la Ley de Partidos y a mí eso me parece natural, apropiado y muy sano", remachó.

DIEZ Y PAGAZAURTUNDUA

Por otra parte, López Garrido restó importancia a las declaraciones realizadas ayer por la eurodiputada del PSOE Rosa Díez, quien calificó de "tomadura de pelo" la reunión entre el PSE y Batasuna. A su juicio, es "natural" que no todos los miembros de un partido estén de acuerdo con las decisiones que adopta la dirección y cada uno puede hacer pública su opinión y ejercer su "libertad de expresión".

En este sentido, explicó que no es partidario "en absoluto" de imponer medidas disciplinarias a la eurodiputada por estas palabras, procedimiento que él mismo podría iniciar en su condición de portavoz del Grupo Socialista y, por tanto, superior jerárquico de los diputados, senadores y europarlamentarios del partido. "Lo que hay que asegurar es la indisciplina en la emisión del voto y Rosa Díez no la ha vulnerado", comentó, para dejar claro a continuación que "nadie va a coartar la libertad de expresión de nadie", agregó.

Eso sí, replicó a Díez que la decisión de mantener ese contacto con la "izquierda abertzale" tiene "un consenso total en la dirección del PSE-EE y casi total en el conjunto del PSOE". Además, hizo hincapié en que "todo el mundo sabe que, en este tema, Rosa Díez no representa la posición del PSOE, sino sólo la suya".

En la misma línea, enmarcó "dentro de sus derechos ciudadanos" la decisión de la también socialista vasca Maite Pagazaurtundua, presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, de acudir a la manifestación contra el diálogo con ETA que ha convocado para el próximo sábado en Madrid la Asociación Víctimas del Terrorismo. "No hay nada que decir", apuntó López Garrido. Por último, preguntado sobre la reunión que mantuvo esta semana el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, con la juez antiterrorista francesa, Laurence Le Vert, el dirigente socialista aseguró no tener conocimiento de la misma, pero se mostró convencido de que con la entrevista sólo se perseguía garantizar "la máxima seguridad en España" y no "otros objetivos pseudopolíticos".