PSOE, CiU, IU-ICV, PNV y EA recriminan al PP que lleve al Congreso la "división" frente a ETA

Actualizado 05/07/2007 15:26:14 CET

Villarrubia acusa a Rajoy de ser el "altavoz" de ETA y Zaplana dice que españoles merecen un presidente que "les cuente toda la verdad"

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los grupos parlamentarios de PSOE, CiU, IU-ICV, PNV, EA aprovecharon la tercera jornada del Debate sobre el estado de la Nación, dedicada a la discusión y votación de las propuestas de resolución, para recriminar al PP que haya presentado una moción sobre política antiterrorista que, en su opinión, sólo conduce a la "división" frente a ETA. Los socialistas acusaron al líder de los 'populares', Mariano Rajoy, de convertirse en "altavoz" de la banda terrorista, mientras que el principal partido de la oposición recalcó que los españoles merecen un presidente que "les cuente toda la verdad".

En su iniciativa, el PP pide que se revocara inmediatamente la resolución aprobada en 2005, que abría la puerta al diálogo con ETA si se daban unas determinadas condiciones. En el mismo texto, señala que es "imperativo y urgente" que el jefe del Ejecutivo entregue a las Cortes las actas de las reuniones mantenidas con ETA, "incluyendo compromisos y acuerdos alcanzados en nombre de todos los españoles.

El grupo parlamentario de IU-ICV, que también había registrado un texto sobre política antiterrorista, decidió finalmente retirarlo al no haber recabado el respaldo de otros grupos parlamentarios. Su portavoz Joan Herrera emplazó al PP a hacer "lo propio" y no someter a votación su propuesta relativa a la entrega de las actas de las reuniones con ETA porque, según dijo, "divide" a la Cámara.

PSOE: RAJOY USA TERRORISMO COMO "ARMA ELECTORAL".

El secretario general del Grupo Socialista, Julio Villarrubia, aseguró que "no es propio de un líder serio utilizar el terrorismo como arma electoral" y convertirse en "altavoz de una organización terrorista, asumiendo los argumentos de los terroristas y pidiendo explicaciones públicas al Gobierno". Así, lamentó que Rajoy apueste por "provocar la división en lugar de buscar la unidad frente al terrorismo" y de "confrontar y crispar la convivencia en lugar de apostar por el diálogo y el consenso".

"El señor Rajoy no es un líder serio", exclamó, para añadir que "no merece la confianza de los ciudadanos", máxime cuando se ha dedicado su discurso del debate de política general a descalificar al presidente del Gobierno "utilizando el insulto, el ruido, la bronca" y haciendo oposición "con la única materia con la que no debe hacerlo: el terrorismo".

El portavoz adjunto de CiU, Jordi Jané, apeló a la unidad de todos los grupos para justificar su voto en contra de la resolución del PP. Según dijo, todos los partidos deben "estar juntos" y "buscar consenso de todos" frente al terrorismo. "En este ámbito no nos podemos permitir la división y que la lucha contra el terrorismo pueda ser utilizada como arma arrojadiza", recalcó.

En este contexto, y tras recordar que IU-ICV ha retirado su moción al no haber recabado el apoyo de todos los grupos, reclamó un "esfuerzo" al PP ante la necesidad de conseguir una posición "unánime", ya que, a su juicio, es conveniente que se traslade a los ciudadanos un "mensaje de unidad" de toda la Cámara en vez de que una parte salga "derrotada" frente a la otra.

Desde el PNV, José Ramón Beloki, arremetió duramente contra la iniciativa del PP recalcando que hay cosas que "no es necesario explicitar". Señaló que el fin del terrorismo es "un objetivo que debe ser compartido con todos, desde la máxima discreción y la máxima lealtad" y añadió que "uno de los peores servicios" que se pueden hacer para lograr el fin de ETA es precisamente "convertir estos procesos, siempre complicados, en una especie de disputa electoralista y partidista permanente".

La diputada de Eusko Alkartasuna (EA), Begoña Lasagabaster, también descalificó el texto del PP y añadió que, si no fuera por el dolor y sufrimiento que genera el uso de la violencia, esa iniciativa sería merecedora de "una sonrisa" o de una "carcajada". "Si esto se hubiera pedido en otro proceso de paz habría arrancado una carcajada de los negociadores", recalcó.

"CINISMO" DEL PP CON EL TEXTO DE NAVARRA.

La resolución del PP sobre Navarra, para que la Cámara inste al Gobierno a impedir pactos entre partidos políticos en la Comunidad Foral que cuestionen su estatus, también contó con las críticas de Nafarroa-Bai y PNV. Así, Uxue Barkos (Na-Bai) dijo que con esta moción el PP "admite los fines políticos de ETA".

"Na-Bai no está dispuesta que se dote de capacidad política operativa a ETA y si siguen por este camino nos van a a tener en frente", enfatizó, para hacer un llamamiento a todas las fuerzas políticas de la Cámara para que no se siga "la estrategia de total capacidad de actuación política a ETA que está manteniendo el PP con iniciativas como ésta".

Desde el PNV, Beloki aseguró que con esta propuesta el PP hace un "ejercicio de cinismo, sin límites". "Da una cierta vergüenza ajena --enfatizó--. Al PP en este tema le está pasando como al Rey que creía que iba adornado con todas las mejores vestimentas e iba por la calle desnudo".

PP: ZAPATERO HA TERMINADO CON LA UNIDAD.

En su intervención, el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, subrayó que el Gobierno ha condicionado una parte esencial de su labor a la negociación con ETA y achacó directamente al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, haber terminado con la "unidad" de los demócratas y con el estado de debilidad en el que estaba la banda en la anterior legislatura.

Denunció, además, las "claudicaciones" del periodo del 'alto el fuego'; criticó que Zapatero no haya tenido palabras de aliento durante el Debate de la Nación para los ediles de PP y PSOE en País Vasco y sentenció que se han dado "demasiados silencios" en torno al proceso. "Los españoles merecen que su presidente les cuente toda la verdad, sin ocultamientos ni mentiras de ninguna clase", enfatizó.

"La negociación con los terroristas ha acabado con la credibilidad del presidente Rodríguez Zapatero --continuó--. Por eso es necesario que ponga a disposición de los españoles las actas de las reuniones con ETA, reuniones en la que el propio presidente dijo que hubo observadores internaciones".

Con estos argumentos, Zaplana defendió la propuesta de resolución del Grupo Popular que pide que la entrega de las actas de la negociación con ETA y la revocación de la moción de 2005 "Esa resolución de 2005, si entonces fue un error, hoy significa dejar la puerta abierta a que puedan continuar esas negociaciones. Y fue un error porque, en su concesión, fue exigida por los terroristas o no se ha desmentido que fuera pactada con ellos", apostilló.

En esta línea, el dirigente 'popular' se preguntó por qué Rodríguez Zapatero no ha "desmentido" todavía que los socialistas se estaban reuniendo con Batasuna al mismo tiempo que estaba en vigor el Pacto antiterrorista. "Siguen sin querer desmentir que, mientras tenían un pacto con nosotros y recibían información, apuñalaban ese Pacto en caseríos vascos", indicó.

A continuación, sentenció que España necesita "certidumbres" sobre Navarra, una afirmación que ha llevado a su grupo a presentar otra resolución en busca de garantías para el actual estatus de Navarra. "Se necesita certidumbre sobre Navarra, porque es eje de las ambiciones de terroristas --aseveró--. El Gobierno tiene que ser claro y decir que Navarra ni ha estado ni estará en ninguna mesa de negociación y ser claro y no pactar con los que coinciden con los violentos sobre el futuro de Navarra".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies