El Defensor del Pueblo reclama reforzar los consulados para atender a emigrantes, nacionalizados y presos

El Defensor del Pueblo entrega en el Senado el Informe Anual 2017
EUROPA PRESS
Publicado 19/03/2018 19:03:40CET

La institución hizo en 2017 un seguimiento de más de 60 presos españoles en el exterior

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo reclama en su informe de 2017 un refuerzo de los medios materiales y humanos con que cuentan los consulados españoles, para atender al aumento de españoles residentes en el exterior, a causa de la emigración y de las nacionalizaciones como consecuencia de la Ley de Memoria Histórica de 2007, así como para atender a los presos de nacionalidad española que cumplen condena en cárceles extranjeras.

El informe recoge datos a 1 de enero de 2016, cuando los residentes españoles en el exterior, según el Padrón, ascendían a 2,3 millones de euros, un 5,6 por ciento más que un año antes. De ellos, un 33,3 por ciento habían nacido es España, un 59,6 por ciento en su país de

Por continente, el 63,1 % de las personas inscritas tenía fijada su residencia en América, el 33,7 % en Europa y el 3,2 % en el resto del mundo. América y Europa concentraron los mayores aumentos de inscritos.

Los países extranjeros en los que residían más personas de nacionalidad española a 1 de enero de 2017 eran Argentina (448.050), Francia (243.582) y Venezuela (180.497), aunque en este país la población española había caído un 4 por ciento en un año.

En esta situación, dice el Defensor, "la escasez de medios personales y materiales que padecen los consulados afecta a la calidad de la atención que se presta a los ciudadanos españoles en el extranjero" y reclama más medios para adaptar los consulados "a esta nueva realidad"

Además, recuerda la "especial situación de vulnerabilidad a los presos españoles en el extranjero que no siempre pueden ser visitados con la frecuencia que sería deseable".

Durante 2017 el Defensor realizó actuaciones concretas sobre más de 60 casos de españoles presos en todo el mundo. Perú sigue siendo el país donde más españoles están privados de libertad, 1.103 a 31 de diciembre de 2017.

En cuanto a las dificultades concretas detectadas en los consulados, el Defensor destaca las quejas contra el consulado en La Habana por la demora en resolver las solicitudes de nacionalidad. A principios de 2017, quedaban por resolver más de 77.000 solicitudes presentadas al amparo de la Ley de Memoria Histórica de 2007.

Ese año tampoco se incrementó la dotación, a pesar de que, además, el consulado atiende a 120.000 inscritos en su registro de matrícula y Hacienda no aprobó el cupo para contratos temporales. En mayo, Cuba autorizó la apertura de un segundo consulado español, en la ciudad de Santiago, "pero las restricciones presupuestarias no han permitido hacerla efectiva", añade.

ESPAÑOLES REPATRIACOS EN SITUACIÓN DE INDIGENCIA

Por otro lado, en 2017 fueron repatriadas a España una decena de españoles que se encontraban en situaciones "cercanas a la indigencia y con hijos menores a su cargo", concretamente desde Colombia, Brasil, Bélgica, Ecuador, Panamá y República Dominicana. De Perú fueron trasladados más de una treintena, además de 35 presos españoles que cumplían condena allí.

El Defensor también echa en falta un aumento de plantilla en el consulado de España en Londres con 115.779 españoles inscritos como residentes en Reino Unido a 1 de enero de 2017, casi 14.000 personas con respecto a 2016.

Por otro lado, la institución ha actuado ante las protestas del personal laboral en el exterior para reivindicar una mejora salarial tras la congelación sufrida desde 2009 y se ha dirigido a la Subsecretaría de Exteriores. Según dice, Exteriores "ha reconocido esta realidad" y ha informado de sus actuaciones ante el Ministerio de Hacienda para revisar las retribuciones, pero el Defensor considera que solo le han respondido parcialmente y mantiene abierta su actuación.