La delegada del Gobierno depurará responsabilidades si hubo "exceso policial" en Valencia

UrgenteSorteo de octavos de final de la Champions: Real Madrid-PSG; Sevilla-Manchester United y Barcelona-Chelsea
Actualizado 21/02/2012 15:17:38 CET
Altercados Estudiantiles En Valencia
Foto: REUTERS/HEINO KALIS

VALENCIA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Paula Sánchez de León, ha solicitado que "se inicie un expediente informativo" y ha asegurado que "si se deriva algún tipo de exceso policial" de dicho informe, "se depurarán responsabilidades". "El hecho de que un grupo de radicales o un grupo de determinadas personas haya aprovechado una determinada situación no justifica comportamientos individuales que rechazo", ha sentenciado.

   Así lo ha señalado en rueda de prensa tras cerrar la ronda de contactos con los partidos con representación parlamentaria en las Corts, en una comparecencia en la que ha reiterado que "si ha habido extralimitaciones, se estudiarán y se actuará en consecuencia". A preguntas de los medios, ha dicho que "es prematuro" hablar de si habrá ceses o responsabilidades políticas tras esa investigación.

   Sánchez de León ha recalcado que la Delegación del Gobierno en la Comunitat y el Ejecutivo estatal están "abiertos al diálogo permanente" y ha apelado "a la serenidad, al diálogo y al aislamiento de la violencia para dar una solución cívica a esta situación", a través de los "cauces de diálogo y cauces razonables" existentes.

   De hecho, ha anunciado que se reunirá "hoy mismo si él puede" con el presidente de la Federación Valenciana de Estudiantes (Faavem), Alberto Ordóñez, después de que éste se haya erigido como portavoz estudiantil, y ha argumentado que si no lo ha hecho antes es porque en estas situaciones "no se sabe quién es el interlocutor". "Desde el primer momento no hemos negado el diálogo a nadie", ha insistido.

   Ese encuentro se enmarca en la nueva ronda de contactos que mantendrá con sindicatos, asociaciones vecinales y de consumidores, rectores y directores de centros, entre otros colectivos.

   En cuanto al término "enemigo" que utilizó este lunes el jefe superior de Policía de la Comunitat Valenciana, Antonio Moreno, para referirse a los manifestantes, ha reconocido que "no era el término más afortunado para la situación" y ha destacado que el propio Moreno le ha trasladado que "entiende que fue una equivocación" y que "ha dado lugar a unas interpretaciones que no tocaban en ese momento".

"NO HAY AMIGOS NI ENEMIGOS"

   Al respecto, ha remarcado: "Aquí no hablamos de enemigos, los ciudadanos son todos ciudadanos y no hay amigos ni enemigos, los cuerpos y fuerzas de seguridad cumplen su función y los ciudadanos tienen todos sus derechos cívicos perfectamente reconocidos".

   Sánchez de León ha pedido "serenidad y cordura" a "absolutamente todos" los implicados en esta situación para lograr que "la situación se normalice", al tiempo que ha destacado que "todas estas protestas y quejas, en un estado de derecho como el nuestro, son legítimas y saludables y deben tener un cauce democrático, cívico y pacífica". En este punto, ha defendido que el derecho de reunión y el derecho de manifestación "tienen que ser engrandecidos entre todos y separarlos de las provocaciones que, lejos de engrandecerlo, lo empequeñecen".

"PRUDENCIA ABSOLUTA" EN LAS MOVILIZACIONES DE HOY

   Preguntada por las instrucciones que ha dado de cara a las movilizaciones convocadas para hoy, la delegada asegura que únicamente ha recomendado "prudencia absoluta" por considerar que "tenemos que evitar provocar situaciones de violencia bajo cualquier aspecto, salvo casos de estricta necesidad".

   En cuanto a si vio excesos policiales en las imágenes difundidas sobre las protestas de ayer, ha indicado que apreció "una situación que le gustaría que no se volviera a repetir" y en la que se dio "la necesidad de una intervención policial frente a algunos movimientos ciudadanos que ojalá no se vuelvan a repetir", aunque ha instado a utilizar los cauces oportunos para "valorar si hubo exceso o no".

   Sánchez de León ha insistido en que las decisiones sobre la actuación policial son adoptadas in situ por los propios agentes según unos "criterios de proporcionalidad, inmediatez y necesidad" y que ahora deberán analizar si se daban los requisitos exigidos.

   Ha asegurado que "no hay una orden desde un despacho en que se levanta un teléfono y se dice 'carga'", sino que "esas decisiones las toman los que están en la calle en el momento" según esos criterios "respaldados jurisprudencialmente". "La Policía según ve cómo van evolucionando los hechos, va tomando sus decisiones y va informando con mayor o menor antelación", en unas situaciones "complicadas en las que hay que tomar decisiones rápidas y de forma inmediata".

"NO HAY NADIE QUE ESTÉ CON UN MANDO A DISTANCIA"

   Según ha explicado, "ayer el tema desde el mediodía se desmadró y a partir de ahí, no hay nadie que esté con un mando a distancia tomando decisiones", sino que los agentes actuaron porque creyeron que "era el momento" y sus "superiores" tendrán que ver si respaldan esa decisión o si "han de tomar medidas si alguien ha actuado de forma individualizada". "Esas situaciones se producen en la calle, no en los despachos, y es en la calle donde se toman las decisiones, y ahora yo sí que asumo absolutamente la responsabilidad de reordenar esto para que no se vuelva a producir", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies