Delegado del Gobierno en Comunitat valenciana, seguro de que Camps valorará responsabilidad de Fabra en XII Congreso

Actualizado 13/10/2008 17:14:51 CET

CASTELLÓN, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, aseguró hoy que el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, "tiene que valorar" la responsabilidad política del presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, imputado por varios presuntos delitos contra la administración pública y un supuesto delito fiscal, y se mostró seguro de que lo hará en el XII Congreso del PPCV que se celebra el fin de semana.

Peralta, que realizó estas declaraciones tras visitar los solares en los que se está construyendo la nueva comisaría de la Policía Nacional de Castellón, señaló que "sería bueno que distinguiésemos entre lo que es la responsabilidad judicial de lo que es la responsabilidad política, ya que la primera, obviamente, la decidirán los jueces y, en ese ámbito, Fabra tiene derecho a reclamar la presunción de inocencia que corresponde a todo ciudadano, pero cosa distinta es la responsabilidad política".

En su opinión, "esta responsabilidad política la tiene que valorar el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, pues yo no soy quién para darle consejos a él, y estoy convencido de que él tiene suficiente criterio y, como dentro de poco hay un congreso, -dijo- estoy seguro de que tanto él como el resto de compañeros de partido sabrán hacer la valoración adecuada, que debería de ir en el sentido de preservar la dignidad y el buen nombre de las instituciones, por encima de las personas concretas".

JUZGADOS DE NULES

Asimismo, preguntado por la dotación de funcionarios que debe hacer la Generalitat para los jueces de refuerzo de Nules --donde se tramita la causa contra Fabra--, aseguró que "en lo que se refiere a las dotaciones judiciales que corresponden a la Conselleria, es cierto que la Administración central es competente para nombrar a los jueces, pero el resto del personal judicial corresponde a la Conselleria de Justicia, la cual tiene un programa de trabajo que dota dos veces al año de dicho personal".

"Yo conozco esa dinámica y la respeto, pero lo que no me parece lógico es que tras un nombramiento que hagamos de jueces por nuestra parte el 1 de julio no se permita que entren funcionarios hasta el 1 de enero y luego me critiquen", añadió.

Según dijo, "creo que debemos de ser capaces las dos administraciones, coordinadamente, de atender las necesidades judiciales, y en el 'caso Fabra' la opinión pública lee noticias periódicamente y es lógico que desee ver una rápida resolución judicial".

Así mismo, aseguró que "el dato de que el presidente de la Diputación de Castellón, una persona política tan relevante en esta Comunidad, aparezca día sí y día no en los medios de comunicación, con noticias referidas a un patrimonio muy importante que no se sabe de dónde viene, y no da explicaciones de dónde viene, hace que estas noticias le salpiquen no sólo a él, sino a la propia Diputación y, en última instancia, a la Comunitat Valenciana" .

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies