Delegado del Gobierno dice que la muerte de un consejero "no puede ser justificación" para resolver la "crisis" del Consell

Actualizado 18/08/2009 16:55:16 CET

VALENCIA, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, consideró hoy que "la desgraciada y lamentable muerte" del conseller de Medio Ambiente, Agua, Vivienda y Urbanismo, José Ramón García Antón, "no puede ser una justificación a una medida de solución a la crisis evidente que atraviesa el Gobierno valenciano desde hace meses", especialmente, dijo, desde que "estalló el 'caso Gürtel' y su implicación en la Comunitat".

Peralta, que se pronunció de esta manera en declaraciones a los medios tras ser preguntado por una posible remodelación del Consell, necesaria por el fallecimiento de García Antón, apuntó que, en todo caso, se trata de un asunto "ajeno a la Delegación y al Gobierno de la Nación" y es un asunto que "le corresponde al presidente de la Generalitat".

En este sentido, comentó que "hay una cierta conciencia generalizada de que el Consell está paralizado desde hace meses como consecuencia de ese tema", en referencia al caso 'Gürtel', que judicialmente "ha tenido una resolución determinada" --se ha sobreseído el caso--, aunque con carácter "provisional".

La realidad valenciana, dijo, exige "actuaciones por parte de todas las administraciones". El Consell "no puede estar paralizado", apostilló.