Delegado Gobierno Euskadi responsabiliza a los clubes extranjeros del "rebrote" de la violencia en torno al fútbol

Publicado 16/03/2018 12:55:27CET

Destaca que el de España es un "caso de éxito" en la lucha contra los grupos radicales

VITORIA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, ha asegurado que el "rebrote" de la violencia que se está produciendo en torno al fútbol es "preocupante", aunque ha asegurado que este tipo de episodios "no se producen" en los partidos entre equipos españoles, sino sólo en encuentros con clubes extranjeros.

De Andrés se ha referido, en una rueda en Vitoria, a los altercados registrados este pasado jueves en Bilbao con motivo del partido entre Athletic y Olympique de Marsella, que se saldaron con varios heridos y cuatro detenidos, tres de ellos aficionados del equipo francés y uno, del club bilbaíno.

El delegado del Gobierno ha reconocido que el "rebrote" de la violencia en torno al fútbol es algo que "preocupa en toda España y en Europa", dado que se trata de un problema que en los últimos años, en varios países como España o Reino Unido, "se había sabido controlar muy bien".

De Andrés ha afirmado que lo ocurrido este jueves en Bilbao, así como los disturbios que se produjeron hace tres semanas en otro partido internacional del Athletic de Bilbao, han causado "sorpresa".

El delegado del Gobierno ha asegurado que este tipo de episodios "no se producen entre equipos españoles", ya que estos están sometidos a "un control más exhaustivo", sino que se trata de sucesos que ocurren "cuando vienen equipos extranjeros".

"No en todas partes se producen estos hechos; y se producen por esa visita de equipos extranjeros", ha insistido. Por ese motivo, ha afirmado que la UEFA (Unión de Federaciones de Fútbol Europeas) "tiene un papel muy claro" que desempeñar en la resolución de este problema.

"CASOS DE ÉXITO"

De Andrés ha afirmado que no le "corresponde" decir a la UEFA qué es lo que ha de hacer, aunque ha manifestado que existen "casos de éxito" en la lucha contra la violencia en el deporte, entre los que ha citado el de España, por lo que considera que el organismo rector del fútbol europeo "haría bien en mirar qué es lo que está pasando".

El delegado del Gobierno ha recordado que hace algunos años, ciertos clubes de fútbol españoles "guardaban en una sala bengalas o herramientas de combate" de los aficionados radicales, algo que ahora resulta "impensable", dado que los equipos saben que se enfrentan a "sanciones importantes".

Esto, según ha dicho, ha permitido "minorar" el problema de los grupos radicales en España, pese a que ha reconocido que aún existen ciertos "reductos". "Es lo que debería hacer Europa, y de esa forma no veríamos bochornosos espectáculos como los que se han producido en Bilbao", ha concluido.