Quintana afirma que hoy empieza una "nueva etapa" de esta ley, que la Xunta "mira con optimismo"

Actualizado 22/01/2007 21:23:40 CET

Reconoce que es normal "cierta tensión institucional" entre Gobierno y CCAA, pero critica la "bronca por la bronca del PP"

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Xunta de Galicia, Anxo Quintana, afirmó esta tarde, después de que Gobierno y Comunidades Autónomas hayan acordado la constitución del Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía Personal y la Atención a la Dependencia, que ahora empieza una "nueva etapa" de esta ley, que la Xunta "mira con optimismo".

En declaraciones a los periodistas al término de la reunión, que se prolongó durante algo más de dos horas, lamentó, eso sí, que "desgraciadamente" se haya producido un nuevo "enfrentamiento partidista, muy lejos del tratamiento institucional que se tendría que haber dado" al encuentro.

Así, reconoció que es "normal" que exista una confrontación "democrática" y "cierta tensión institucional" entre el Gobierno y las CCAA, aunque subrayó que "la bronca por la bronca del PP no lleva a ningún lado", por lo que hay que apostar, en su opinión, "por la cooperación inteligente".

Según subrayó, si en un ente como este se sustituyera la diversidad territorial por la partidaria, "no se habría avanzado nada", y al final podría darse el caso de que hubiera quien dijera que no sirve para nada. Lamentó, asimismo, que este "ambiente de enfrentamiento" propiciado por los 'populares' sea ya "normal" cuando se debaten cuestiones de Estado.

En este sentido, adelantó que la representación de Galicia en este Consejo intentará conseguir acuerdos de consenso, y defenderá que si hay que hacer valer mayorías, sea usando mecanismos de cooperación "inteligente y no la confrontación por la confrontación".

DECISIONES POR MAYORÍA CUALIFICADA

Por otro lado, se mostró satisfecho de que finalmente el método de toma de decisiones adoptado vaya a ser por mayoría cualificada, a petición de Galicia y Canarias. "Galicia propuso una fórmula de consenso y encuentro. Superando la proposición inicial de que las decisiones se adoptaran por mayoría simple, hemos propuesto que sea por mayoría cualificada de las CCAA, y así se asegura la prevalencia de éstas en el Consejo", explicó.

A este respecto, agregó que las decisiones, por tanto, se adoptarán por mayoría, pero para ser válidas tendrán que tener también el voto favorable de la mayoría de las Comunidades. Para Quintana, esto ha servido para "concitar una amplia mayoría de la que forman parte el Estado y la mayoría de las CCAA".

Lamentó, además, que a esto se haya "contrapropuesto" por parte del PP que no se pudiera adoptar ninguna decisión si no era por unanimidad, puesto que si esto se hubiera aprobado, una CCAA podría optar siempre por llevar a cabo un veto. "No comparto que vengamos a un ente de cooperación territorial diciendo que o se hace como yo digo o no se puede hacer, porque eso no es un método de trabajo lógico", sentenció.

Finalmente, indicó que la posición partidaria es "legítima y respetable, sea cual sea", pero insistió en que sustituir la diversidad territorial por la partidaria llevaría a que al final alguien dijera que ya no es útil este Consejo "porque para esto están las Cortes". Así, añadió que está en contra de usar este ente como lugar de "confrontación partidaria, porque cada cosa tiene su sitio".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies