Desarticulada en Cádiz una red dedicada a extorsionar y estafar a empresas de Cádiz, Gerona, Navarra y Madrid

Actualizado 27/01/2006 18:57:53 CET

CÁDIZ, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Guardia Civil pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Cádiz han desarticulado una organización dedicada a la extorsión y estafa de empresas, principalmente del sector del metal, logrando detener a nueve personas, según informó a Europa Press el Instituto Armado en una nota.

Las actuaciones comenzaron el pasado miércoles, cuando fue detectado por la Guardia Civil de Jerez de la Frontera (Cádiz) un asentamiento de ciudadanos de etnia gitana de diversas nacionalidades --medio centenar a bordo de 15 caravanas y 12 vehículos de alta gama-- en los alrededores del Circuito de Velocidad de la localidad.

Tras proceder a su identificación, optaron por abandonar el asentamiento y trasladarse al término municipal de Bornos (Cádiz), donde acamparon, aunque varios de los asentados volvieron a Jerez ayer para intentar cobrar un cheque de 700 euros con amenazas y coacciones a los responsables de una empresa, por supuestos trabajos realizados en ella.

Así, justo cuando les era entregado un sobre con el dinero exigido, los agentes detuvieron a I.B.V, de 40 años de edad, sin domicilio conocido e indocumentada, y E.A., nacida en Milán (Italia), de 29 años, quien tampoco tenía domicilio. Por otra parte, fueron detenidas otras siete personas integrantes de la organización acusadas de la comisión de otros nueve presuntos delitos de extorsión y estafa en diferentes puntos del territorio nacional.

Así, la Guardia Civil intervino facturas falsas expedidas por esta trama y dispuestas para entregarse a empresas amenazadas, así como herramientas y otros objetos robados a las empresas extorsionadas.

Los detenidos son R.C.C., de 32 años, vecina de Santa Perpetua de Mogoda (Barcelona), A.C.D., de 22 años, sin domicilio conocido, G.S., de 36 años, con domicilio en Niza (Francia), M.C.G., de 19 años, vecina de Génova (Italia), G.C.G., de 28 años, vecino de Toulouse (Francia), A.M.B.V. de 53, vecina de Génova (Italia) y P.C.C., indocumentada, de 21 años, vecina de Santa Perpetua de Mogola.

El 'modus operandi' de la organización era ofrecer determinados servicios, tales como afilar herramientas a empresas del sector del metal de la provincia donde el grupo se asentara, y sus propietarios, tras ser coaccionados acceden a contratarlos por un precio módico que luego se convertían en desorbitadas cantidades de entre 500 y 3.000 euros que eran exigidas con facturas falsas.

Si no pagaban, los empresarios eran amenazados con daños personales y a sus bienes, por lo que accedían, no presentando denuncia por temor a las represalias. Tras haber estado en Italia --donde también investigan una serie de hechos delictivos del grupo--, la organización ha cometido extorsión en Blanes (Gerona), Tudela (Navarra) y Humanes (Madrid).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies