Detenida en Castellón una pareja que presuntamente se dedicaba a traer mujeres a España para ejercer la prostitución

Actualizado 16/12/2006 20:58:56 CET

VALENCIA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Castellón detuvieron a una pareja de nacionalidad rumana que se dedicaba presuntamente a traer mujeres a España para obligarles a ejercer la prostitución, según indicaron en fuentes de la Comandancia.

Así, los agentes detuvieron a un hombre que responde a las iniciales de O.R., y a su compañera sentimental, C.C., como autores de un delito contra los derechos de los extranjeros, otro relativo a la prostitución, otro de agresión sexual, y por último uno de extorsión.

La investigación nació de sendas denuncias efectuadas en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Vila-real (Castellón), durante el pasado mes de noviembre, mediante las cuales, dos mujeres jóvenes de nacionalidad rumana habían aceptado venir a España a ejercer la prostitución con la pretensión/promesa de ganar mucho dinero.

Ambas mujeres relataron que fueron traídas a España por la misma persona, y que estaban trabajando en un club de alterne de Oropesa, con la documentación personal retenida por la pareja que les ha conseguido el viaje y el trabajo, pero a la hora de ver satisfechas sus expectativas monetarias, éstas desaparecieron, ya que todo el dinero que ganaron en el club les era retenido por el individuo que las había "importado".

Así, vivían siempre bajo amenazas, y cuando en alguna ocasión no conseguían una cantidad aceptable, a juicio del ahora detenido, éste las castigaba con agresiones físicas e, incluso, las obligaba a mantener relaciones sexuales con él, señalaron.

Como consecuencia de estos hechos, y tras trabar amistad con un ciudadano de su misma nacionalidad en el club de Oropesa, las denunciantes se marcharon del club en compañía de este compatriota, trasladándose hasta la Comisaría de Vila-real donde denunciaron los hechos relatados.

Desde la Comisaría, ambas mujeres fueron trasladadas a un Centro de Protección de Mujeres, donde permanecen en la actualidad, y los policías encargados de la investigación comenzaron sus indagaciones, intentando detenerle en su domicilio, sin conseguirlo, ya que lo abandonaron a toda prisa.

Cuando el ahora detenido se enteró de lo sucedido, a parte de desaparecer de la casa donde vivía para evitar ser detenido, consiguió contactar con el ciudadano rumano que auxilió a las mujeres y le amenazó seriamente con causar lesiones a él y a su familia si de algún modo no se resarcía económicamente de la marcha de ambas jóvenes, exigiéndole el pago de una elevada cantidad de dinero.

Este lo notificó a los agentes policiales, quienes montaron un dispositivo para detener al individuo en el momento cobrase el resto del dinero. Este dispositivo policial se vio recompensado cuando tras varias horas de espera se presentaron a bordo del vehículo del varón tanto él como su compañera sentimental para realizar el cobro y "desaparecer", siendo ambos inmovilizados y detenidos, indicaron.

Los dos detenidos, tras pasar por los calabozos de la Comisaría Provincial de Castellón, han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, quien ha decretado el ingreso en prisión del hombre y ha dejado a la mujer en libertad con cargos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies