Una de las detenidas en Luhuso dice que el desarme es "una manera de cerrar", pero "no de borrar" la etapa de violencia

 

Una de las detenidas en Luhuso dice que el desarme es "una manera de cerrar", pero "no de borrar" la etapa de violencia

Contador
Publicado 06/04/2017 12:40:42CET

Afirma que no están "subordinados a ETA" y han querido adoptar "responsabilidades sobre el pasado y el futuro"

BILBAO, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

La periodista de Mediabask Betariz Molle-Haran, una de las cinco personas detenidas por la Policía francesa en la operación de la Policía francesa en 'Luhuso', ha asegurado que el desarme de ETA, que debería estar concluido el próximo 8 de abril, es "una manera de cerrar", pero "no de borrar" la etapa de violencia, y ha apostado por que, tras ese día, se produzca "un proceso de paz global" en el que haya "un trabajo de memoria".

Además, ha defendido que los autodenominados 'artesanos de la paz' no están "subordinados a ETA" y han querido adoptar "responsabilidades sobre el pasado y el futuro".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Molle ha expresado su "confianza y respeto" a la inicitiva de los 'artesanos de la paz' porque son "tres personas con un recorrido amplio" y se han "opuesto a la lucha armada". "Era una manera de cerrar, no borrar la etapa de violencia", ha señalado.

A su juicio, "la filosofía de este movimiento" es "hacer todo un recorrido de lo que ha pasado en esos 50 años". "Creo que lo han hecho, precisamente, para las víctimas, todas las víctimas, para que no haya más muertes, porque que el derecho a la vida y a la libertad es un derecho fundamental", ha señalado. Molle cree que ésta es "la filosofía de lo que ha pasado en Luhuso, de dar un empujón a este proceso".

La periodista ha admitido que todos los implicados en esta iniciativa, a excepción del presidente de honor de la organización Liga de los Derechos del Hombre, Miguel Tubiana, son "abertzales" con "un recorrido en el ámbito sindical, político" e, incluso, durante el franquismo, mantuvieron "contactos con los refugiados de ETA". "Es la historia de Iparralde, del País Vasco, pero es verdad que ha habido reflexiones e incluso separaciones muy duras", ha añadido.

MEMORIA

Beatriz Molle se ha mostrado convencida de que "el trabajo de memoria se hará y tiene que hacerse". "Insisto en que no hay que borrar, y lamento que las víctimas lo tomen como una cosa de que se quiere blanquear todo", ha apuntado.

Ha insistido en que "está claro" que "esa gente no está subordinada a ETA, y ha querido coger sus responsabilidades en torno al pasado y, sobre todo, al porvenir".

"Para mí, lo más importante que va a pasar después del 8 de abril, es que haya un proceso de paz global. Hay que cambiar las mentes porque el odio causa mucho dolor al final. Hay que buscar una fórmula de convivencia en este país, de una vez por todas", ha concluido.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies