El detenido por intento de secuestro vive en Rianxo, a escaso kilómetros de la ría donde apareció el móvil de Diana Quer

Actualizado 29/12/2017 13:11:42 CET

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El detenido por el intento de secuestro de una joven en Boiro vive en Outeiro, en Rianxo, pueblos ambos coruñeses separados por unos 15 kilómetros, según confirman a Europa Press fuentes de la Guardia Civil. Este último municipio se encuentra a su vez a tan solo dos kilómetros de la ría de Taragoña donde un mariscador encontró el teléfono móvil de Diana Quer el 27 de octubre de 2016, dos meses después de la desaparición de la joven madrileña.

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil centraron la investigación uniendo el trayecto entre A Pobra do Caramiñal, el pueblo donde veranea la familia de Diana Quer y donde desapareció el 22 de agosto de 2016, y la ría de Taragoña donde un mariscador encontró el iPhone 6 de color blanco de la joven de 18 años.

Entre A Pobra do Caramiñal y la ría de Taragoña distan otros 15 kilómetros. Fuentes de la investigación insisten en que la conexión entre la detención del varón vecino de Rianxo, y que no es feriante, por el intento de secuestro de una joven y la desaparición de Diana Quer se encuentra en una fase prematura en la que se trata de recabar nuevas pruebas y revisar las ya obtenidas con anterioridad.

La Guardia Civil también ha detenido a la mujer del sospechoso del intento de secuestro y ha registrado la casa de ambos en Rianxo. Fuentes de la investigación señalan que el hombre tiene antecedentes por trapicheo relacionado con el tráfico de drogas.

LA PISTA DEL TELÉFONO

Los agentes de la UCO limpiaron el teléfono de Diana Quer y utilizaron la tecnología de la empresa israelí Cellebrite con sede en Múnich (Alemania) para desbloquear el terminal. "Estoy en condiciones de confirmar que han desbloqueado el móvil y han podido acceder a la información a la que hasta ahora no habían podido tener acceso", comentó el pasado julio Diana López Pinel, madre de la madre de la joven desaparecida.

López Pinel aseguró que los agentes de la UCO le habían confirmado que el teléfono registró siete intentos fallidos de desbloqueo antes de ser arrojado a la ría, según se desprendió del análisis que realizó el Servicio de Criminalística de la Guardia Civil (SECRIM).

La investigación sobre Diana Quer se ha reactivado este viernes tras la denuncia formulada el 26 de diciembre por una joven que alertó de que un hombre le había intentado robar el móvil intimidándole con un cuchillo. El arresto se ha realizado exclusivamente por tentativa de secuestro en Boiro, ya que quiso introducirla en el maletero de un vehículo.

La aparición del móvil de Diana Quer reforzó la tesis de que la joven pudo montarse en un coche que se desplazó hasta la zona de Taragoña-Rianxo. La UCO tomó decenas de testimonios y revisó cámaras de tráfico, además de rastrear la señal emitida por los teléfonos móviles en las horas posteriores a la desaparición de la joven madrileña.