Detenido en Madrid un peruano de 29 años, acusado de formar parte de un violento grupo de atracadores

Actualizado 16/12/2006 15:00:50 CET

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

Agentes de Policía Nacional han detenido en Madrid a Juan Santos E.C., peruano de 29 años, acusado de formar parte de un violento grupo de atracadores especializados en asaltos a oficinas de empresas de construcción, gracias a que la víctima de un violento delito perpetrado por la banda lo reconoció sin dudas, según informó hoy la Jefatura Superior de Policía.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de mayo tras un robo con violencia en una empresa de construcción. Ese mismo día, una de sus empleadas acudió a una sucursal bancaria para realizar un ingreso y, al regresar a su oficina, vió en el portal a cuatro desconocidos, de rasgos sudamericanos.

Cuando abrió la puerta de la empresa, uno de ellos se le acercó por la espalda, la agarró por el cuello, le puso una pistola en la cabeza y la obligó a entrar en la oficina, junto con los otros tres delincuentes. En el interior, la mujer recibió un golpe en la cabeza con la culata del arma y fue empujada al suelo, donde los atracadores le ataran las manos a la espalda con cinta de embalar y le quitaron el teléfono móvil.

Mientras tres de los delicuentes registraban a fondo la oficina, otro apuntaba a la mujer con una pistola. Le preguntaron a la empleada dóndes estaba el dinero de la caja fuerte y los pagarés a nombres de la construcción. Al respondereles que no sabía dónde se encontraban esos documentos, los delincuentes comenzaron a darle patadas en la espalda y, posteriormen, les indicó la ubicación de una caja con 110 euros que se llevaron los atracadores.

GOLPES Y AMENAZAS

A partir de ese momento, la víctima fue objeto de amenazas de muerte y golpes para que hablara e incluso la llevaron a la cocina y le ataron las piernas desde los tobillos a las rodillas. El delincuente que ha sido detenido entraba y salía de la habitación para interrogar a la mujer, al tiempo que le propinaba patadas por todo el cuerpo y golpes en la cabeza con la culata de la pistola. Además amenazó a la mujer diciéndole que iba a violarla para matarla a continuación.

El resto, convencidos de que no había más dinero en las oficinas, se marcharon pero dejaron a la víctima amordazada con cinta de embalar. Pasado algún tiempo, ella consiguió liberarse y avisar a la policía que acudió al lugar, acompañados por el Samur le prestó un primer auxilio y la trasladó a un centro de salud.

Las investigaciones posteriores llevadas a cabo durante estos siete meses han llevado a la identificación y detención de Juan Santos E.C. como uno de los atracadores. En el registro de su vivienda se han intervenido armas blancas y efectos utilizados en el atraco descrito, por lo que Juan Santos E. ha pasado a disposición judicial, aunque continúan las gestiones para detener a sus cómplices.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies